[Historia del diseño] La historia detrás del diseño vanguardista de Galaxy Z Flip

 

El año pasado, Samsung redefinió el diseño de smartphones que conocíamos mediante la presentación de Galaxy Fold, su primer dispositivo plegable que definió una nueva categoría basada en la acción de despliegue, en respuesta a la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si se pudiera desplegar el teléfono para experimentar aplicaciones y contenido en una pantalla más grande? Por su parte, el diseño del segundo dispositivo plegable de la compañía, Galaxy Z Flip, se centra en la acción opuesta: doblar el smartphone para hacerlo más compacto.

 

Como explicó Tae-joong Kim, vicepresidente de Negocio de Comunicaciones Móviles de Samsung Electronics, al combinar un formato de bolsillo con un estilo audaz, “la línea Galaxy Z lanza una nueva identidad en la categoría de dispositivos móviles plegables; un toque de elegancia en la vida de los usuarios.

 

Veamos cómo Samsung perfeccionó cada aspecto del diseño de Galaxy Z Flip para ofrecer a los usuarios una experiencia móvil completamente novedosa.

 

Coordinación de color

 

 

Galaxy Z Flip está disponible en una selección de tres colores modernos: el atrevido y creativo Mirror Purple, el lujoso Mirror Black (que presenta un ligero tinte azulado) y el elegante y refinado Mirror Gold. Durante el proceso de fabricación, Samsung fusionó un acabado de vidrio impecable con un procesamiento preciso, lo cual dio como resultado capas de colores que reflejan una gama de tonos según el ángulo de pliegue del dispositivo.

 

 

Quienes prefieren vestirse de forma simple encontrarán en Galaxy Z Flip el toque llamativo capaz de llevar su look a otro nivel. Y para quienes desean que su tecnología sea tan icónica como su guardarropa, se ha creado Galaxy Z Flip Thom Browne Edition, con un exterior gris guijarro adornado con los icónicos colores (azul, blanco y rojo) característicos de la marca de moda de Nueva York.

 

Todo está en los detalles

 

 

El ancho es de apenas 73.6 mm. Esto hace que Galaxy Z Flip sea lo suficientemente pequeño para caber en la palma de la mano y deslizarse fácilmente en el bolsillo o el bolso. Para crear el dispositivo más compacto y portátil posible, Samsung probó numerosos formatos antes de decidirse por el diseño final. No pasó por alto ningún detalle. El diseño se contempló hasta niveles de micrómetros, para garantizar que ofreciera a los usuarios una sujeción cómoda.

 

 

El diseño también refleja un énfasis en la facilidad de uso, así lo demuestran características como la pantalla de la cubierta. Cuando Galaxy Z Flip está cerrado, la pantalla de la cubierta presenta a los usuarios información como fecha, hora, estado de la batería del dispositivo y más; y cuando se toman una selfie, les permite ver cómo quedaron. Cuando se abre el dispositivo, el software intuitivo One UI de Samsung facilita la administración, con una sola mano, de la espaciosa pantalla de 6.7 pulgadas de Galaxy Z Flip.

 

Además del tamaño y la sujeción, la experiencia del usuario fue un enfoque clave del diseño”, explicó Kim. “Diseñamos Galaxy Z Flip para facilitar: 1) el acceso a información básica cuando el dispositivo está plegado y 2) la opción de atender múltiples tareas en la pantalla grande“.

 

Despliegue de una nueva experiencia de usuario

 

 

Gracias a una extensa investigación sobre hábitos tecnológicos de usuarios en la actualidad, Samsung identificó que la capacidad de plegar y utilizar un smartphone en varios ángulos agregaría un nuevo nivel de practicidad a la experiencia de uso. Galaxy Z Flip fue diseñado específicamente para plegarse y usarse con múltiples ángulos, lo que aumenta la comodidad y la practicidad en todo: desde tomar fotos y hacer videollamadas hasta ver contenido multimedia.

 

También Samsung se dio cuenta de que la funcionalidad requeriría una bisagra duradera y sofisticada, como una rueda dentada. A través de una investigación exhaustiva de diseños de bisagras, así como de la estrecha cooperación entre los departamentos que conciben los equipos, la compañía surcoreana finalmente presentó el proyecto de una bisagra capaz de colocar un dispositivo plegable en cualquier ángulo. 

 

El producto de este empeño es la sofisticada bisagra Hideaway de Galaxy Z Flip, que ofrece la oportunidad a los usuarios de utilizar el dispositivo en varios ángulos y permite que el smartphone se sostenga completamente solo. También brinda resistencia estructural, para garantizar que el gadget no se abra o cierre por sí mismo.

 

 

Samsung prevé que la capacidad de Galaxy Z Flip de sostenerse por sí mismo cambiará la experiencia de uso de los smartphones. “Tanto el mercado como los estilos de vida de los consumidores se diversifican constantemente“, comentó Kim. “Para responder a las necesidades de los consumidores, seguiremos explorando formas de enriquecer la línea Galaxy Z y la categoría móvil plegable con experiencias significativas y agradables.”



via Samsung News.

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras