Cómo Galaxy Note10 inspira a las personas a desafiar sus limitaciones

El entrenador Rob Méndez, líder del equipo de futbol americano JV en Prospect High School, ubicada en las afueras de San José, Estados Unidos, ha sido fan de Galaxy Note desde 2012. Samsung se reunió con el entrenador Méndez para hablar sobre sus motivaciones y brindarle un primer vistazo al nuevo Note10 con el fin de descubrir nuevas formas de empoderarlo.

 

Rob nació sin extremidades, por lo que usa la tecnología para conquistar su independencia y posibilitar su trabajo, dentro y fuera del campo.

 

Al guiar a sus JV Panthers hacia su nueva temporada, el entrenador nos cuenta cuál es el significado detrás de su lema #WhoSaysICan’t (“¿Quién dice que no puedo?”).

 

Es temprano, en una mañana de agosto, y la cafetería Orchard Valley en Campbell, California, representa un refugio perfecto ante el calor seco, cercano a los 38 °C. El ambiente es animado y las mesas están ocupadas por familias completas, gente leyendo el periódico, otros en sus laptops y un entrenador de futbol americano de JV llamado Rob Méndez.

 

Méndez llama la atención por varias razones: se sienta en una silla alta y mecanizada porque no tiene brazos ni piernas desde que nació. Es obvio que Rob es un cliente habitual. En numerosas ocasiones, la gente se aproxima a conversar sobre la próxima temporada, a felicitarlo por su reciente premio ESPYs “Jimmy V”, e incluso a tomarse selfies con él.

 

“Me encanta escribir”, comenta el entrenador. Tiene sentido: es una forma de creatividad e independencia. De ahí se deriva el lema que guía su corazón (y que está grabado en el respaldo de su silla): #WhoSaysICan’t (“¿Quién dice que no puedo?”). Y cuando empieza a hablar, queda claro que si el entrenador Rob Méndez cree en algo, será imposible que no lo haga.

 

El entrenador habla sobre el uso de la tecnología para lograr la independencia y posibilitar su trabajo, dentro y fuera del campo.

 

¿Qué edad tenías cuando te picó la mosca del futbol americano? ¿Recuerdas ese primer momento?

 

Sí. Fue en el verano de mi tercer año de secundaria. Empecé a darme cuenta de que el futbol americano es, ante todo, un deporte mental. Podía nombrar las jugadas, entrenar a los mariscales de campo. Mi entrenador en la secundaria se dio cuenta de que aprendía los ejercicios muy rápido. Corregía a mis amigos del equipo de futbol. Cuando estaba en el último año, me pidió que me encargada de los ejercicios del mariscal de campo. Creo que en ese momento me di cuenta de que podía hacer esto. En mi último año, comencé a descubrir los movimientos y el ajedrez que se desarrolla entre el ataque y la defensa.

 

Estamos hablando de 2003-2004, ¿en ese entonces qué tecnología tenías a tu alcance?

 

No tenía un smartphone. Escribía en una libreta, le pedía a alguien que le tomara una foto a mis notas y luego le enviaba un correo electrónico a cada entrenador con mi plan de juego. Podía resolver las cosas y solucionarlo. Pero tener esta tecnología a la mano (¿o debería decir en la nariz?) es más práctico y ahorra tiempo, por lo que puedo hacer cosas en el campo de futbol, tomar notas y compartirlas al instante.

 

El entrenador Rob Méndez usa el S Pen del nuevo Galaxy Note10+ afuera de una cafetería en Campbell, California.

 

Recientemente comentaste que desde niño nunca quisiste ser excluido…

 

Creo que es algo natural en mí querer ser parte de algo que me gusta. Por ejemplo, cuando mi hermana usaba los videojuegos con sus amigas, yo tenía tres años menos, pero parecía que se divertían tanto que yo también quería jugar. Salí rodando en el suelo hasta quedar justo en frente del televisor. Mi hermana simplemente me puso el mando en el cuello y pude presionar los botones y listo. Siempre he querido ser incluido en las cosas. No siempre se puede. El mundo sería perfecto si todos pensaran en los demás. Pero la realidad es que si no te arriesgas y te lanzas, nadie lo hará por ti. Por eso siempre digo “¿Quién dice que no puedo?”, porque el primer paso empieza contigo.

 

Has sido entrenador durante 13 años, desde ayudar a los mariscales de campo en el primer año hasta convertirte en el entrenador principal de JV en Prospect High. ¿Cómo te sientes al ver el camino que has recorrido?

 

Mi primer trabajo como entrenador fue con los mariscales de campo en Gilroy High School, mi escuela. Comencé a entrenar en 2006 dos semanas después de graduarme. Los chicos eran apenas cuatro años menores que yo. Fue increíble porque me conocían. Me dieron ese nivel de importancia y confianza. Esos chicos empezaron a hacerme preguntas y a pedirme ayuda, en lugar de que yo se las pidiera a ellos, que era lo usual. Estaba ayudándolos y creo que eso me dio seguridad. Por eso amo el futbol americano.

 

El entrenador Rob Méndez usa la función de escritura a mano en la aplicación Samsung Notes en Galaxy Note10+.

 

Ahora eres el entrenador principal de JV en Prospect High. ¿Cómo pasó eso?

 

Creo que la mejor parte de nuestro equipo es que ellos creen en mi concepto, que es quererse entre ellos y a sí mismos y llevar este sentimiento al campo de futbol. Entonces puedo decir que, de alguna forma, es un sueño hecho realidad. Pero definitivamente no he terminado, esto es solo el principio.

 

¿Cómo te ha ayudado la tecnología a ser un mejor entrenador?

 

Me presentaron a Samsung en 2012, con el Note II. Fue un cambio radical para mí, principalmente porque me gustó el lápiz. Mi sensación era: “¡Genial, puedo hacer eso!”. Lo que realmente me impresionó con esta tecnología fue que me permitió hacerlo todo. No tuve que pedirle a nadie que me ayudara a sacar un cuaderno o una pizarra mientras entrenaba. De hecho, también puedo dibujar las jugadas de futbol. Me ha permitido hacer cosas que no podía hacer antes de este dispositivo.

 

El entrenador Rob Mendez dirige la práctica de futbol JV en Prospect High School en Saratoga, California.

 

Su historia es increíble e inspiradora, pero ningún camino está libre de obstáculos. ¿Cómo logras mantener el optimismo y la concentración?

 

Cuando amas algo, lo haces… le pones mucha pasión. Simplemente no te das cuenta. Mi jornada nunca ha estado marcada por planes como “Quiero hacer esto o eso”. Todo lo que quiero hacer es ser genial en este momento. Cuando logramos esto, naturalmente nos lleva al siguiente paso. No quiero saltarme pasos, solo poner mi corazón en el momento. Le pongo toda mi fuerza a lo que hago. Creo que eso es lo que siempre me ha llevado al siguiente nivel. Basta esforzarte al máximo en el trabajo que tienes entre manos, en vez de desear y esperar a que el mundo venga por ti.

 

El entrenador Rob Méndez mira la pared de trofeos en Prospect High School en Saratoga, California. El entrenador Rob Méndez comienza su temporada en JV el 30 de agosto.

 

Haga clic aquí para obtener más información sobre Galaxy Note10 y Galaxy Note10+.



via Samsung News.

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras