“La burocracia no fue un límite sino una inspiración para hacer cambios"

Jackeline Tapia Castillo es una joven ingeniera informática que está revolucionando el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) gracias al uso de la innovación y tecnología: dentro de poco, por ejemplo, la institución ofrecerá atención personalizada a los becarios por medio del asistente virtual, SAMI, que lanzará como piloto en mayo.

“La burocracia no fue un límite sino una inspiración para hacer cambios"

Jackeline Tapia Castillo es una joven ingeniera informática que está revolucionando el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) gracias al uso de la innovación y tecnología: dentro de poco, por ejemplo, la institución ofrecerá atención personalizada a los becarios por medio del asistente virtual, SAMI, que lanzará como piloto en mayo.

Fuente Andina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras