Mejores resultados clínicos gracias a la Inteligencia Artificial

Dr. Simons Kos, Microsoft Chief Medical Officer

Florence Nightingale es considerada precursora de la enfermería profesional moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería. Su figura es especialmente relevante por haber demostrado la relación entre las malas condiciones sanitarias y tasas de mortalidad elevadas, lo que fue posible gracias a la aplicación de técnicas pioneras para la recopilación y visualización de datos.

En 2018, la medicina se enfrenta a complicados retos, como el hecho de que el crecimiento de la población y de la esperanza de vida incremente el número de pacientes con enfermedades crónicas que requieren cuidados continuos. Esto provoca que la inversión en sanidad ascienda rápidamente en el PIB, pasando a ser insostenible.

Transformando los cuidados, gracias a los datos

Han pasado más de 160 años desde los días de Florence Nightingale, pero resolver estos retos sigue dependiendo del uso que le damos a los datos. Si los utilizamos para impulsar el conocimiento, nos encontramos con la oportunidad increíble de acelerar los avances médicos y de mejorar el cuidado del paciente.

Durante la última década, el sector se ha centrado en digitalizar sus registros. Sin embargo, mientras esto ha supuesto un éxito a la hora de optimizar los resultados desde un punto de vista operacional, todavía tenemos pendiente ver cómo se transforma esto en una mejora asistencial. Por el momento, la salud es un sector rico en datos, aunque pobre en información. Aplicando a estos datos tecnologías cognitivas como la Inteligencia Artificial (IA), el sector puede cambiar de tratamientos tradicionales, con un enfoque reactivo, a un sistema de salud proactivo, basado en la prevención, el bienestar, diagnósticos más rápidos y la medicina de precisión.

Nicholas McQuire, VP, Enterprise Research en la compañía de analistas CCS Insight, afirma que la IA “transformará radicalmente el sector de la salud y los cuidados en los próximos cinco años. La IA traerá mejoras importantes en la eficacia operativa, en los cuidados a enfermos y, sobre todo, en sus resultados clínicos. También será una herramienta vital para ayudar a resolver algunos de los problemas más complejos relacionados con la salud, entre ellos, cómo equilibrar los bajos presupuestos y las plantillas reducidas con el crecimiento de las enfermedades crónicas.”

Ofreciendo tratamientos personalizados

La evolución de los enfoques sobre el cáncer ilustra la forma en la que la IA puede revolucionar la atención sanitaria en todo el sector. Históricamente considerado como una enfermedad terminal, los avances médicos han mejorado hasta tal punto que la mayor parte de los casos de cáncer se consideran tratables. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el treinta y el cincuenta por ciento de las defunciones por cáncer podrían haberse evitado gracias a la prevención, la detección temprana y el inicio de tratamiento. Teniendo en cuenta que el cáncer supone para la economía global alrededor de 1,16 billones de dólares al año, cada vez se recurre más a la IA para enfrentarse esta enfermedad, siendo la oncología una de las áreas más avanzadas de la medicina.

Project InnerEye, usado por el Hospital de Addenbrooke de Cambridge, es un buen ejemplo, al aplicar las dos principales ramas de la IA, machine learning y visión por ordenador, para el análisis de imágenes radiológicas. Según un estudio de TMC, Gran Bretaña cuenta con menos de cinco radiólogos por cada cien mil habitantes, y se enfrentará a un aumento de la demanda de exploraciones a corto, medio y largo plazo. Diseñado para identificar tumores en cuestión de segundos, Project InnerEye ayuda a un diagnóstico rápido a la vez que mejora la administración de tratamientos como la radioterapia, ofreciendo una delineación exacta entre tejido sano y canceroso. De hecho, mejora el seguimiento de la enfermedad durante los tratamientos para que puedan ajustarse a la respuesta del paciente. Potencialmente, esto mejora la eficacia de la quimioterapia al proporcionar un tratamiento personalizado a cada paciente, a la vez que reduce los efectos secundarios.

Todas estas aplicaciones nos permiten pasar de un enfoque predominantemente experimental a uno increíblemente preciso. Los avances en la medicina genética incluyen la secuenciación genómica de pacientes individuales y tumores, permitiendo un diagnóstico y tratamiento personalizado. Aunque el progreso en este campo es alentador, debido a la compleja gama de mutaciones genéticas responsables del cáncer, a las habilidades especializadas necesarias para interpretar la información del genoma y al alto volumen de nuevos casos de cáncer cada año, actualmente no es factible usar esto para cada paciente.

Este hecho ha provocado que organizaciones como St. Jude Children’s Research Hospital recurran a la nube para facilitar el intercambio de datos con las comunidades de investigación mundiales. Trabajando con Microsoft Research’s Genomics group, biólogos computacionales del hospital han desarrollado una plataforma online capaz de manejar grandes cantidades de datos genómicos anónimos. Al comparar los datos genómicos brutos con los genomas de referencia para identificar en qué difieren, los investigadores esperan identificar las variantes responsables de cada cáncer y avanzar hacia la búsqueda de una cura.


Microsoft_Ai_Healthcare

Ayudando a los pacientes a tomar el control de sus cuidados

Un objetivo clave de estas iniciativas de IA es minimizar los ingresos y las readmisiones hospitalarias, que resultan innecesarias y costosas. Al descubrir que solo el ocho por ciento de los pacientes que han sufrido una cirugía cardíaca seguían las instrucciones del especialista una vez han salido del hospital, el Distrito Hospitalario de Helsinki y Uusimaa (HUS) quiso abordar este problema mediante la creación de una serie de “centros” online para la gestión de asistencia remota. Estos van desde la monitorización del uso de medicamentos y terapias prohibidas, hasta la realización de consultas virtuales con especialistas.

HUS cree que la IA tiene un papel central que desempeñar en la optimización de este tipo de servicios virtuales. Visa Honkanen, Director of Strategic Development de HUS, explica: “Por el momento, no tenemos forma de analizar lo que está sucediendo, lo que es útil… y cómo la gente está accediendo y experimentando estos servicios. Al usar machine learning para analizar los datos, podremos dirigir a los pacientes al lugar correcto de inmediato, y también ver cuál de nuestras herramientas digitales funciona mejor, abandonar las que no funcionan y concentrarnos en las más prometedoras”.

Microsoft_Ai_Healthcare

Garantizando el uso responsable de la Inteligencia Artificial

Aunque la IA presenta muchos beneficios para la atención sanitaria, hay consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta. La Dra. Margaret Chan, ex Directora General de la OMS, advierte que “la Inteligencia Artificial es una nueva frontera para el sector de la salud… El potencial de la IA en la atención sanitaria es enorme, pero también lo es la necesidad de tomar algunas precauciones”.

Desde el punto de vista de la gestión de datos, la creación de valor con la IA depende del acceso a un repositorio de información del paciente, un recurso sensible que necesita ser salvaguardado. Sin embargo, los profesionales de la medicina, los reguladores y los responsables políticos tendrán que abordar la cuestión de los usos “secundarios” de los datos sanitarios, es decir, el uso no relacionado con la atención directa a los pacientes. Garantizar la aplicación sistemática de la protección de la intimidad y de los datos será vital para la mejora continua de la asistencia sanitaria y de la salud pública. En Microsoft, fuimos el primer gran proveedor de servicios en la nube en incorporar un código de práctica internacional para la privacidad, ISO/IEC 27018, y también respaldamos esas protecciones con fuertes compromisos contractuales.

Al igual que Florence Nightingale, que fundó la enfermería moderna en el siglo XIX, hoy en día la tecnología y el cuidado de la salud están colaborando para modernizar la sanidad y poder así abordar los retos del siglo XXI. Estos desarrollos crearán una fuerza laboral híbrida donde los médicos y la IA trabajarán juntos para resolver los mayores desafíos de la medicina. Ayudando al público a desempeñar un papel más activo e informado en la atención médica, y capacitando a los profesionales de la salud con la mejor información, la IA impulsará servicios más eficaces, eficientes y accesibles que nunca.

The post Mejores resultados clínicos gracias a la Inteligencia Artificial appeared first on Centro de noticias.



Mejores resultados clínicos gracias a la Inteligencia Artificial

Dr. Simons Kos, Microsoft Chief Medical Officer

Florence Nightingale es considerada precursora de la enfermería profesional moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería. Su figura es especialmente relevante por haber demostrado la relación entre las malas condiciones sanitarias y tasas de mortalidad elevadas, lo que fue posible gracias a la aplicación de técnicas pioneras para la recopilación y visualización de datos.

En 2018, la medicina se enfrenta a complicados retos, como el hecho de que el crecimiento de la población y de la esperanza de vida incremente el número de pacientes con enfermedades crónicas que requieren cuidados continuos. Esto provoca que la inversión en sanidad ascienda rápidamente en el PIB, pasando a ser insostenible.

Transformando los cuidados, gracias a los datos

Han pasado más de 160 años desde los días de Florence Nightingale, pero resolver estos retos sigue dependiendo del uso que le damos a los datos. Si los utilizamos para impulsar el conocimiento, nos encontramos con la oportunidad increíble de acelerar los avances médicos y de mejorar el cuidado del paciente.

Durante la última década, el sector se ha centrado en digitalizar sus registros. Sin embargo, mientras esto ha supuesto un éxito a la hora de optimizar los resultados desde un punto de vista operacional, todavía tenemos pendiente ver cómo se transforma esto en una mejora asistencial. Por el momento, la salud es un sector rico en datos, aunque pobre en información. Aplicando a estos datos tecnologías cognitivas como la Inteligencia Artificial (IA), el sector puede cambiar de tratamientos tradicionales, con un enfoque reactivo, a un sistema de salud proactivo, basado en la prevención, el bienestar, diagnósticos más rápidos y la medicina de precisión.

Nicholas McQuire, VP, Enterprise Research en la compañía de analistas CCS Insight, afirma que la IA “transformará radicalmente el sector de la salud y los cuidados en los próximos cinco años. La IA traerá mejoras importantes en la eficacia operativa, en los cuidados a enfermos y, sobre todo, en sus resultados clínicos. También será una herramienta vital para ayudar a resolver algunos de los problemas más complejos relacionados con la salud, entre ellos, cómo equilibrar los bajos presupuestos y las plantillas reducidas con el crecimiento de las enfermedades crónicas.”

Ofreciendo tratamientos personalizados

La evolución de los enfoques sobre el cáncer ilustra la forma en la que la IA puede revolucionar la atención sanitaria en todo el sector. Históricamente considerado como una enfermedad terminal, los avances médicos han mejorado hasta tal punto que la mayor parte de los casos de cáncer se consideran tratables. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el treinta y el cincuenta por ciento de las defunciones por cáncer podrían haberse evitado gracias a la prevención, la detección temprana y el inicio de tratamiento. Teniendo en cuenta que el cáncer supone para la economía global alrededor de 1,16 billones de dólares al año, cada vez se recurre más a la IA para enfrentarse esta enfermedad, siendo la oncología una de las áreas más avanzadas de la medicina.

Project InnerEye, usado por el Hospital de Addenbrooke de Cambridge, es un buen ejemplo, al aplicar las dos principales ramas de la IA, machine learning y visión por ordenador, para el análisis de imágenes radiológicas. Según un estudio de TMC, Gran Bretaña cuenta con menos de cinco radiólogos por cada cien mil habitantes, y se enfrentará a un aumento de la demanda de exploraciones a corto, medio y largo plazo. Diseñado para identificar tumores en cuestión de segundos, Project InnerEye ayuda a un diagnóstico rápido a la vez que mejora la administración de tratamientos como la radioterapia, ofreciendo una delineación exacta entre tejido sano y canceroso. De hecho, mejora el seguimiento de la enfermedad durante los tratamientos para que puedan ajustarse a la respuesta del paciente. Potencialmente, esto mejora la eficacia de la quimioterapia al proporcionar un tratamiento personalizado a cada paciente, a la vez que reduce los efectos secundarios.

Todas estas aplicaciones nos permiten pasar de un enfoque predominantemente experimental a uno increíblemente preciso. Los avances en la medicina genética incluyen la secuenciación genómica de pacientes individuales y tumores, permitiendo un diagnóstico y tratamiento personalizado. Aunque el progreso en este campo es alentador, debido a la compleja gama de mutaciones genéticas responsables del cáncer, a las habilidades especializadas necesarias para interpretar la información del genoma y al alto volumen de nuevos casos de cáncer cada año, actualmente no es factible usar esto para cada paciente.

Este hecho ha provocado que organizaciones como St. Jude Children’s Research Hospital recurran a la nube para facilitar el intercambio de datos con las comunidades de investigación mundiales. Trabajando con Microsoft Research’s Genomics group, biólogos computacionales del hospital han desarrollado una plataforma online capaz de manejar grandes cantidades de datos genómicos anónimos. Al comparar los datos genómicos brutos con los genomas de referencia para identificar en qué difieren, los investigadores esperan identificar las variantes responsables de cada cáncer y avanzar hacia la búsqueda de una cura.


Microsoft_Ai_Healthcare

Ayudando a los pacientes a tomar el control de sus cuidados

Un objetivo clave de estas iniciativas de IA es minimizar los ingresos y las readmisiones hospitalarias, que resultan innecesarias y costosas. Al descubrir que solo el ocho por ciento de los pacientes que han sufrido una cirugía cardíaca seguían las instrucciones del especialista una vez han salido del hospital, el Distrito Hospitalario de Helsinki y Uusimaa (HUS) quiso abordar este problema mediante la creación de una serie de “centros” online para la gestión de asistencia remota. Estos van desde la monitorización del uso de medicamentos y terapias prohibidas, hasta la realización de consultas virtuales con especialistas.

HUS cree que la IA tiene un papel central que desempeñar en la optimización de este tipo de servicios virtuales. Visa Honkanen, Director of Strategic Development de HUS, explica: “Por el momento, no tenemos forma de analizar lo que está sucediendo, lo que es útil… y cómo la gente está accediendo y experimentando estos servicios. Al usar machine learning para analizar los datos, podremos dirigir a los pacientes al lugar correcto de inmediato, y también ver cuál de nuestras herramientas digitales funciona mejor, abandonar las que no funcionan y concentrarnos en las más prometedoras”.

Microsoft_Ai_Healthcare

Garantizando el uso responsable de la Inteligencia Artificial

Aunque la IA presenta muchos beneficios para la atención sanitaria, hay consideraciones importantes que deben tenerse en cuenta. La Dra. Margaret Chan, ex Directora General de la OMS, advierte que “la Inteligencia Artificial es una nueva frontera para el sector de la salud… El potencial de la IA en la atención sanitaria es enorme, pero también lo es la necesidad de tomar algunas precauciones”.

Desde el punto de vista de la gestión de datos, la creación de valor con la IA depende del acceso a un repositorio de información del paciente, un recurso sensible que necesita ser salvaguardado. Sin embargo, los profesionales de la medicina, los reguladores y los responsables políticos tendrán que abordar la cuestión de los usos “secundarios” de los datos sanitarios, es decir, el uso no relacionado con la atención directa a los pacientes. Garantizar la aplicación sistemática de la protección de la intimidad y de los datos será vital para la mejora continua de la asistencia sanitaria y de la salud pública. En Microsoft, fuimos el primer gran proveedor de servicios en la nube en incorporar un código de práctica internacional para la privacidad, ISO/IEC 27018, y también respaldamos esas protecciones con fuertes compromisos contractuales.

Al igual que Florence Nightingale, que fundó la enfermería moderna en el siglo XIX, hoy en día la tecnología y el cuidado de la salud están colaborando para modernizar la sanidad y poder así abordar los retos del siglo XXI. Estos desarrollos crearán una fuerza laboral híbrida donde los médicos y la IA trabajarán juntos para resolver los mayores desafíos de la medicina. Ayudando al público a desempeñar un papel más activo e informado en la atención médica, y capacitando a los profesionales de la salud con la mejor información, la IA impulsará servicios más eficaces, eficientes y accesibles que nunca.

The post Mejores resultados clínicos gracias a la Inteligencia Artificial appeared first on Centro de noticias.



via Microsoft News

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras