Lanzamiento de Google Wallet con diferencias de conveniencia y privacidad

BBC Mundo
Google lanzó oficialmente Google Wallet, una aplicación que les permite a los usuarios de ciertos teléfonos inteligentes usarlos como tarjetas electrónicas para pagar en tiendas. Algunos lo ven como una gran ayuda para los usuarios, otros no están tan seguros y temen que su principal efecto sea un aumento en la recolección de información de los clientes.

Los planes del gigante de internet no son nuevos. Desde hacía varios meses, Google venía anunciando que lanzaría al mercado una plataforma que convertiría a los teléfonos inteligentes Android (con el sistema NFC, Near Field Communication) en billeteras digitales.

Y lo hizo. Google inició su cruzada para un mundo sin billeteras.

En enero, el entonces presidente de la compañía, Eric Schmidt, escribió en la revista Harvard Business Review que el "mobile money" (dinero móvil) era una parte clave de la estrategia de Google para 2011.

Los poseedores de los celulares Samsung Nexus S, que quieran hacer uso de la herramienta, sólo necesitan que los comercios en los que quieran hacer sus compras tengan un lector NFC.

Cada aparato tiene almacenados los detalles de las tarjetas de crédito de su dueño. Por eso, sólo basta con acercar el teléfono al lector para que se establezca la comunicación inalámbrica y se haga el pago.

Algunos usuarios ven la nueva herramienta tecnológica -por ahora sólo disponible en Estados Unidos- como una revolución que les facilitará la vida.

Otros, sin embargo, ven la aplicación con más escepticismo y sospechan que son otros motivos los que realmente mueven a Google.

Datos

"Los datos de los usuarios", señaló el editor de Tecnología de BBC Mundo, David Cuen.

"Google no quiere el dinero de la gente y esta nueva herramienta no significa que Google va a entrar en el negocio de comercio electrónico. Lo que Google siempre ha querido son los datos de la gente, es decir, cómo compras, qué compras, a qué hora lo compras, dónde lo compras", explicó Cuen.

Cada vez que el usuario utilice esa aplicación, la información le va a llegar a Google.

"Entre mejor te conozca Google, mejor publicidad te va a ofrecer. La mina de oro de Google es la publicidad", indicó el periodista de la BBC.

Google es una empresa que está permanentemente innovando para hacer que la publicidad que les envía a sus usuarios sea atractiva y acorde con sus patrones de consumo. De esa manera es que le pueden sacar dinero a los anunciantes.

Ya lo había sugerido, meses antes, el analista principal de la compañía de análisis de mercado Forrester, Charles Govlin.

"El gran beneficiario (de Google Wallet) será Google, una compañía que gira en torno a la información. Los metadatos que están involucrados en esas transacciones podrían permitirle a Google ofrecer avisos publicitarios y hacerte un objetivo más valioso para los anunciantes", le dijo el experto a la BBC en mayo, cuando Google anunció su nueva herramienta.

Las cinco patas

Pero hay quienes creen que en lo que respecta a Google Wallet, se le están buscando cinco patas al gato.

"El hecho de tirarnos de los pelos porque Google está haciendo una aplicación con la que puede saber lo que estamos comprando, no tiene nada de nuevo. Al contrario, me parece que llegan tardísimo", le dijo a BBC Mundo, Xavier Oliver, profesor de Marketing y Liderazgo del IESE Business School de España.

"Que tengan interés en nosotros, puede ser. Pero las leyes de protección de base de datos prohíben muchas cosas que se harían si su acceso fuese libre. Hay muchas limitaciones, no es que un señor compra algo y le mando un mensaje. Ese señor tiene que autorizarme a que le mande el mensaje", explicó Oliver.

De acuerdo con el académico, desde hace varios años, otras empresas cuentan con información clave de sus clientes.

"La tiene Visa, la tiene American Express... Hasta ahora ¿cómo compra la gente a través de la red? Con la tarjeta de crédito ¿Quién tiene los datos de todo lo que usted compra? La compañía de la tarjeta de crédito tiene toda esta información que ahora están diciendo que Google va a tener. Y ¿qué ha pasado? (…) Tengo la sensación de que estamos magnificando un hecho que no deberíamos magnificar".

¿Qué gana Google?

Entonces, desde la perspectiva que ve a Google Wallet como una herramienta de pago fácil, segura y rápida para los usuarios ¿qué gana el gigante de internet?

Para Oliver, la respuesta es clara: hacerse cada vez más amigo de sus usuarios para que cuando tenga que pedir algo a cambio, los fieles no se lo nieguen.

La relación de las marcas con sus clientes es lo más básico que una empresa puede hacer hoy en día.

"Si Google se mete en nuestra vida, despacito como se está metiendo, primero como buscador y después con todas las aplicaciones que han ido apareciendo, es porque quiere formar parte de nuestras vidas. Es mi amigo, mi confesor, me ayuda, me acompaña. Eso significa que en el momento que Google quiera cobrarnos algo, va a ser más fácil que si lo hace otro".

Para Oliver es claro que la estrategia de Google es intentar tener consumidores convencidos y fieles de cara al futuro.

Desde la perspectiva más escéptica, Cuen insiste en que el plan de Google es muy listo: "Te hago la vida más fácil a cambio de tus datos".

Forrester informó -en mayo- que prevé que en 2011, entre 40 y 50 millones de celulares equipados con NFC sean vendidos.

Ese solo dato demuestra que más allá de lo que se piense del Google Wallet, la estrategia de Google ya está dando frutos...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras