Veterinario británico realiza implantes biónicos a un gato

BBC Mundo

Un gato cuyas patas traseras fueron amputadas por una cosechadora recibió un par de implantes biónicos en una operación pionera realizada por un veterinario británico.

Las nuevas patas del gato Óscar son implantes hechos a medida que sujetan el tobillo al pie.

Para ello se utiliza bioingeniería capaz de imitar la forma en que los cuernos de los ciervos crecen a través de la piel.

La operación -realizada por primera vez en el mundo- fue llevada a cabo por Noel Fitzpatrick, un cirujano veterinario del condado de Surrey, en Inglaterra.

Gato con patas biónicas

Las nuevas patas biónicas de Óscar lo han convertido en un gato que pasará a la historia.

Oscar llegó a las manos de Fitzpatrick derivado por su veterinario local en Jersey, tras el accidente el pasado mes de octubre.

El gato perdió las patas al ser alcanzado por una cosechadora mientras dormía bajo el sol.

Los implantes, llamados prótesis de amputación intraóseos transcutáneos, fueron desarrollados por un equipo de la University College de Londres, liderado por el profesor Gordon Blunn, jefe del Centro de Ingenería Biomédica de la Universidad.

Y han permitido a Óscar ser capaz de volver a correr.

Ingeniería mecánica y biología

El profesor Blunn y su equipo trabajaron en colaboración con Fitzpatrick para, combinando conocimientos de ingeniería mecánica y biología, desarrollar estas prótesis capaces de soportar peso.

"La revolución real con Óscar es que pusimos una pieza de metal y una pestaña en la que crece la piel hasta el hueso que se encuentra extremadamente cerca", explica Fitzpatrick. Como la piel crece en la prótesis se evita que el cuerpo la rechace.

Hemos logrado que la piel y el hueso crezcan en el implante y hemos desarollado una exoprotésis que permite al implante actuar como un balancín en la parte trasera de la extremidad del animal, lo que le permite recuperar su manera natural de andar

Noel Fitzpatrick, cirujano veterinario

"Hemos logrado que la piel y el hueso crezcan en el implante y hemos desarrollado una exoprótesis que permite al implante actuar como un balancín en la parte trasera de la extremidad del animal, lo que le permite recuperar su manera natural de andar".

Blunn contó a la BBC que la idea fue inicialmente desarrollada para pacientes con amputaciones que conservan el hueco del muñón.

"Esto supone que se puede fijar su extremidad artificial en el agujero. En muchos de los casos resulta un éxito, pero con frecuencia se producen zonas de fricción y rozamientos dolorosos".

La tecnología está siendo probada en humanos y ya se ha comenzado a utilizar para una mujer que perdió su brazo en los atentados de Londres de 7 de julio de 2005.

"Lo más intrigante es que Óscar ha tenido dos implantes, uno en cada parte trasera de sus patas, y es un lugar bastante inusual", le dijo Blunn a la BBC.

Y afirmó que el éxito de la operación muestra el gran potencial de la tecnología.

El mundo "biónico" ya está aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras