Desarrollan pantalla de visualización frontal más transparente

DW-World.de: Deutsche Welle
Vladislav Matusevich en el laboratorio de la Universidad de Jena.

Vladislav Matusevich en el laboratorio de la Universidad de Jena.

Con plexiglás y técnica láser, físico de la Universidad de Jena desarrollan una pantalla de visualización frontal más transparente y resistente que pronto podrá utilizarse en aviones y automóviles.

Imprescindibles en los videojuegos y en la aviación comercial y militar, las pantallas de visualización frontal, o HDU (Head Up Display) son transparentes y en ellas se proyecta la información de tal forma que el usuario no tiene que cambiar la dirección de su mirada o su posición para verla. Científicos de la Universidad de Jena, al Este de Alemania, están desarrollando una pantalla HDU mejorada, absolutamente transparente y mucho más resistente que las actuales.

Las HDU no sólo se utilizan en la cabina de mando de aviones, sino también en la industria cinematográfica y en cada vez más automóviles. Los datos se proyectan directamente sobre el parabrisas, de modo que el conductor pueda prestar atención a los instrumentos y al tráfico al mismo tiempo. El mecanismo es simple: un espejo transparente refleja la información, que es proyectada sobre el parabrisas en forma de imagen virtual.

“La superficie de proyección que se utiliza hasta el momento en automóviles no es transparente en un cien por ciento, lo cual puede obstaculizar la visión a través del parabrisas”, explica Richard Kowarschik, director del Instituto de Óptica Aplicada de la Universidad de Jena. Además, esta capa casi siempre está ubicada sobre la superficie de la luna delantera del vehículo y, por tanto, se halla expuesta a impactos del exterior que pueden dañarla, refiere Vladislav Matusevich, que también dirige el proyecto.

Medición de un prisma de cristal con láser según el principio de la reflexión total, método desarrollado en Jena.

Medición de un prisma de cristal con láser según el principio de la reflexión total, método desarrollado en Jena.

Más transparencia, resistencia y menor costo

Investigadores de la Universidad Friedrich-Schiller, de Jena, han logrado optimizar esta tecnología en varios aspectos muy importantes. Los físicos del Instituto de Óptica Aplicada desarrollaron una placa o fotopolímero a base de plexiglás, un plástico acrílico de alta transparencia – un 93 por ciento más que un vidrio común- alta resistencia y extremadamente liviano que se puede colocar entre las dos láminas de vidrio de las que está compuesto el parabrisas. De este modo, la placa estará integrada al vidrio y no expuesta al exterior.

La placa es un fotopolímero, un material muy flexible que se adapta a diversos soportes y en el que puede grabarse información, y mide cerca de 100 micrómetros, que representa aproximadamente densidad de un cabello humano, y es absolutamente transparente. Grandes ventajas en comparación con el material utilizado hasta ahora.

Además, según indica Vladislav Matusevich, “en su estado original, el fotopolímero no es capaz de reflejar la imagen proyectada. Por eso hemos grabado sobre su superficie con técnica láser una rejilla reflectora. Sobre ésta, los rayos de luz del proyector se refractan y retornan proyectándose”, dice el experto.

La composición química del fotopolímero permite que los rayos se refracten en un grado mayor que el normal, gracias a lo cual la imagen se percibe con más contrastes. Por otro lado, el material es más barato y resistente a las altas temperaturas -unos 140 grados centígrados- necesarias para construir el vidrio laminado,

De acuerdo con los investigadores de la Universidad de Jena, en un par de años ya habrá automóviles con esta pantalla de visualización frontal mejorada en el mercado.

Posible uso en energía solar

El nuevo plexiglás con rejillas reflectoras también podría utilizarse en el área de la energía solar, en celdas solares que también se integrarían dentro del vidrio laminado. Los científicos explican que con los fotopolímeros colocados entre los vidrios, los paneles fotovoltaicos ya no tendrían que estar orientados hacia el sol, ya que la rejilla reflectora inclina los rayos hacia un ángulo óptimo para captar la luz.

Si bien la idea ya es conocida en la industria fotovoltaica, el material desarrollado por los físicos de Jena ofrece una alternativa más económica y efectiva que los materiales tradicionales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras