Un viaje hacia un mejor futuro: sostenibilidad en la cadena de suministro de Samsung

Samsung Electronics cuenta con 216 bases globales en 74 países diferentes y 2 mil 389 proveedores de primer nivel. Esto significaba que cuando Samsung se propuso construir una cadena de suministro que fuera sostenible desde el punto de vista económico, social y ambiental, la tarea representaba un desafío importante.

 

 

Además de optimizar los costos y promover la sinergia para garantizar la sostenibilidad económica, la compañía surcoreana exige el cumplimiento de las regulaciones internacionales y transparencia para la justicia social, al mismo tiempo que insiste en colaborar solo con Eco-Partners certificados en todo el mundo. A la par, trabaja incansablemente para ayudar a sus proveedores a crecer y mejorar, partiendo de la base de que el éxito de Samsung tiene sus cimientos en la competitividad de éstos últimos. 

 

Selección 

 

Samsung evalúa a los posibles socios comerciales en función de criterios que incluyen EHS (medio ambiente, salud y seguridad, por sus siglas en inglés), derechos humanos y laborales, así como la categoría de Eco-Partner. Después de que una empresa pasa el primer filtro, se asignan expertos internos en cada categoría para realizar evaluaciones in situ del candidato. Las empresas tienen la obligación de cumplir con las regulaciones sobre el manejo de productos químicos considerados peligrosos, prohibiciones de discriminación y tratamiento inhumano e impacto social y ambiental, entre otros requisitos.

 

Se utiliza un programa de código abierto para permitir que las empresas ofrezcan sus servicios a Samsung. El Centro Internacional de Adquisiciones (IPC) y el Sistema Global de Gestión de Relaciones con Proveedores (G-SRM) aceptan envíos de organizaciones que desean proponer el uso de sus componentes o materiales para los productos de Samsung. Los IPC de Samsung también están presentes en ubicaciones estratégicas en todo el mundo para monitorear las tendencias tecnológicas regionales e identificar socios comerciales potenciales. Estos métodos permiten a la empresa surcoreana garantizar que su cadena de suministro se mantenga competitiva y sostenible.

 

Una vez que se incorporan, Samsung busca aumentar la transparencia al divulgar una lista con previo consentimiento de las empresas. A partir de ahí, las operaciones de adquisición se administran mediante un sistema integrado y se exige que las compañías cumplan con el Código de conducta de Samsung, que garantiza que operen de acuerdo con las leyes y regulaciones locales, al tiempo que los ayuda a mantener una gestión responsable de sus entornos de trabajo.

 

Evaluación de rendimiento 

 

Samsung realiza evaluaciones exhaustivas anualmente. Durante estas, la competitividad y la capacidad de los proveedores para mantener la sostenibilidad se miden utilizando ocho criterios: tecnología, calidad, rapidez de respuesta, entrega, costo, EHS, finanzas y leyes. Se emplean varios métodos para medir, incluida la inspección in situ y la revisión de datos cargados previamente. Las evaluaciones se llevan a cabo de manera continua durante todo el año, lo que permite a los socios comerciales de Samsung monitorear su propio desempeño. En 2018, Samsung evaluó 91 % del total, excluyendo aquellos que habían estado registrados en la empresa durante menos de un año. La compañía también requiere que todos los socios principales completen autoevaluaciones al año de acuerdo con 85 criterios establecidos por la RBA (Responsible Business Alliance), de la cual Samsung es miembro.

 

 

Elementos de evaluación integral

 

Asimismo, Samsung realiza auditorías de sus socios in situ y de terceros, las cuales son dirigidas por personal de RBA, y realizadas por equipos dedicados que entrevistan a los empleados y examinan sus lugares de trabajo. Una vez terminada la auditoría, Samsung diseña objetivos para mejorar que espera que se completen dentro de los 30 días. Aplicando los mismos criterios que la RBA, Samsung logró una tasa de cumplimiento del 91 % para las auditorías in situ en 2018, y la compañía busca que ese número siga creciendo. También en 2018, Samsung aumentó drásticamente el número de auditorías para externos, especialmente en la región del sudeste asiático, donde habían surgido algunas preocupaciones sobre los entornos de trabajo. A pesar del aumento significativo en el número de auditorías de terceros en 2018, las tasas de cumplimiento fueron relativamente consistentes con las de 2017, lo que implica que los esfuerzos para mejorar los entornos de trabajo han sido exitosos.

 

Samsung encarga a los socios comerciales de primer nivel la evaluación de sus subproveedores principales, haciéndolos responsables de evaluar las condiciones de trabajo y garantizar el cumplimiento. Para ello, Samsung ha desarrollado y distribuido una guía de administración segura que los ayuda a evaluar el desempeño ambiental, de salud y de seguridad, pues son responsables de garantizar un entorno de trabajo íntegro para sus propios trabajadores y de informar con honestidad el resultado de las evaluaciones.

  

Fortalecimiento de la competitividad*

 

Samsung prioriza mejorar la competitividad del mercado de sus proveedores en todos los niveles para crear un ecosistema corporativo saludable y sostenible.

 

 

Samsung busca fortalecer las habilidades de capacitación y contratación de sus proveedores de primer, segundo y tercer nivel al proporcionar programas de liderazgo, globalización, I + D, compras, ventas e innovación empresarial. Además, la empresa celebra ferias anuales de empleo para ayudar a garantizar que  puedan contratar a los mejores profesionales.

 

Samsung también administra programas de financiación para apoyar a aquellos que están experimentando dificultades financieras. Estos programas incluyen préstamos a bajo interés, así como fondos de apoyo para permitir a las empresas realizar pagos en efectivo a subproveedores dentro de un plazo de 30 días.

 

Samsung también apoya la mejora competitiva. Para garantizar que sus proveedores sigan siendo innovadores, la empresa ofrece consultoría en el lugar de trabajo, estabilización de productos y consulta de EHS para aquellos en el primer, segundo y tercer nivel, así como a empresas con las que no ha trabajado anteriormente. La compañía también gestiona programas que los familiarizan con las últimas tendencias tecnológicas para garantizar que se mantengan actualizados.

 

Finalmente, Samsung ofrece soporte para el canal de ventas. La empresa ayuda a identificar nuevas vías para ventas potenciales y ofrece elementos como trabajo de relaciones públicas, campañas de marketing internacional y sesiones de información para empresas que desean vender sus productos a través de minoristas en línea.

  

Esfuerzos recientes

 

Desde 2018, Samsung ha brindado sesiones de capacitación para expertos de la industria vietnamita en el marco de su Programa de capacitación de consultores industriales vietnamitas. Los participantes incluyen consultores, funcionarios públicos y profesores, y el objetivo del programa es ayudar a nutrir los recursos humanos locales en el sector de tecnología y elevar la tasa de producción local de componentes. El programa ofrece dos niveles de capacitación: consultor local y consultor máster, y tiene como objetivo capacitar a 200 consultores locales y 60 consultores máster hasta el 2020.

 

 

En 2015, Samsung lanzó el programa Smart Factory Construction, que tenía como objetivo compartir la experiencia tecnológica con respecto al establecimiento de fábricas inteligentes con las PYMEs coreanas. Las fábricas inteligentes pueden mejorar la eficiencia de producción, reducir costos, minimizar el impacto ambiental y los riesgos laborales. Mil 86 pequeñas y medianas empresas participaron en el programa de fábricas inteligentes entre 2015 y 2017, las cuales vieron un aumento del 54 % en la calidad así como un aumento del 58 % en la productividad.  Samsung planea colaborar con 2,500 PYMEs más en Corea del Sur entre 2018 y 2022, con un proyecto ampliado centrado en el crecimiento sostenible en la era de la industria 4.0.

 

Recientemente, Samsung investigó los entornos laborales de trabajadores migrantes en Malasia. Los migrantes continúan siendo un grupo demográfico vulnerable, y Samsung demostró su compromiso de garantizar que sean tratados de manera justa con su Sesión de capacitación sobre contratación ética y prácticas laborales justas de 2019, celebrada en conjunto con la Organización Internacional para Migraciones (OIM). La capacitación atrajo unos 80 gerentes de la cadena de suministro de Samsung en Malasia, y cubrió temas como el reclutamiento ético, la diligencia debida y cómo identificar y combatir las prácticas de empleo poco éticas.

 

 

Samsung ha desarrollado su política de Abastecimiento responsable de minerales para garantizar el abastecimiento ético de minerales en toda su cadena de suministro. La compañía toma en serio los problemas de deterioro ambiental y violaciones de los derechos humanos en áreas de conflicto en 10 países africanos, y ha prohibido el uso de minerales que se extraen ilegalmente en las zonas de conflicto. Con el fin de ayudar a abordar específicamente las prácticas mineras poco éticas en la República Democrática del Congo, Samsung Electronics ha iniciado el programa Cobalt for Development en asociación con otras compañías multinacionales. Este programa tiene como objetivo mejorar las condiciones laborales y los entornos de vida en minas de cobalto específicas en el país.

 

*Las iniciativas de soporte a proveedores de Samsung varían según el mercado

 



via Samsung News.

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras