Los maestros de Huntington Beach forman a los músicos del mañana

Los maestros de Huntington Beach forman a los músicos del mañana
Esta presentación es la primera de una serie dedicada a resaltar las actividades de maestros y alumnos que usan tecnología innovadora en el salón de clases.
El auditorio está vibrando con el sonido de adolescentes entusiasmados. En la Academia para las Artes Escénicas de Huntington Beach, la producción está en todo su apogeo con “Playlist”, el espectáculo anual de la escuela, organizado por los alumnos.
Este año, trece estudiantes de canto han preparado sus propias canciones, junto con 24 covers de algunos de los éxitos de la música pop actual.
Cailey Collado, una estudiante de cuarto año del programa de Música, Medios de Comunicación y Tecnología del Entretenimiento (MMET, por sus siglas en inglés), sube al escenario para ensayar su canción original: “Bleed Red”. Cuando su voz resuena a través del micrófono, tres pantallas en el escenario entretejen una transmisión en vivo de la presentación de Collado con un video musical producido por los alumnos. 
“Love’s not dead. Get it through your head, get it through your head, that we all bleed red”, canta.
Está claro que no son sólo estudiantes, sino verdaderos músicos.
El MMET es obra de Jamie Knight, ex alumno del programa Apple Distinguished Educator (ADE) y primer director de MMET, así como de Michael Simmons (también Apple Distinguished Educator), junto con la Academia para las Artes Escénicas de Huntington Beach. El programa se incorpora a nueve de las carreras de teatro y música disponibles de la Academia para las Artes Escénicas, ofreciendo a los estudiantes capacitación práctica en campo, incluida la tecnología para el teatro, grabación de audio y producción de video (con el uso de Logic Pro X y Final Cut Pro X, respectivamente).
En el auditorio de la escuela, los alumnos usan una mezcladora digital Yamaha CL5, e incluso la han arreglado para que funcione de manera portátil, mediante la supervisión y el control de los niveles de sonido en todo el teatro desde un iPad Pro. La escuela también alberga un estudio de grabación con un salón de guitarra al otro lado del pasillo, y muchos otros espacios de colaboración para la creación musical, que los alumnos pueden utilizar en el momento en que les llegue la inspiración.
En 2004, Knight comenzó a impartir una clase de tecnología musical y grabación en la Academia; sin embargo, en aquel entonces, no había tecnología. Su pequeña clase de 25 alumnos tocaba canciones del grupo Cheap Trick, y otras de rock, en algunos restaurantes e, incluso, en el Apple Store de Fashion Island en Newport Beach. Quince años después, el programa ha crecido para incluir a 152 estudiantes que cursan carreras de música popular y medios de comunicación de MMET, y que actualmente escriben su propia música, hacen arreglos para canciones con Simmons, y se presentan en vivo en tres grandes espectáculos cada año: un show de The Beatles, “Playlist” y “Retrofest”. “Playlist” está cumpliendo ahora su séptimo aniversario. 
“Era fundamental permitir que los estudiantes crearan un espectáculo a su manera”, dice Knight. “Hicimos que todos los líderes de los estudiantes dividieran a los jóvenes en grupos de cinco o seis elementos y la instrucción simple era escoger 10 canciones nuevas que les encantaría presentar en vivo. Luego los estudiantes de producción reducían la lista, y aquellos jóvenes que gustan de escribir canciones hacían audiciones para el personal”.
Lo que inició como un club musical que interpretaba covers de canciones de rock, ahora es un currículum práctico de educación musical para enseñar a los alumnos las artes visuales y escénicas, así como las habilidades técnicas necesarias para tener éxito en la industria musical.
“Yo tenía que grabar todas las pistas en mi iMac, en Logic Pro X y Garage Band, y las grababa todas, las separaba, y luego se las enseñaba a mis compañeros”.
“No nos enfocamos sólo en la tecnología”, dice Knight. “Es la experiencia de las artes escénicas la que les brinda el sentido de liderazgo, la seguridad, el trabajo en equipo, y todas esas habilidades sutiles que las empresas quieren. Tienes que actuar para lograrlo y luego, cuando unes esa experiencia con la tecnología y le das a los jóvenes la habilidad para trabajar en un verdadero estudio de grabación, entonces pueden convertirse en el próximo Steven Spielberg o el próximo Paul McCartney”.
Knight y Nicole Kubis, directora de canto del programa MMET y miembro de la generación de 2009, se han reunido con otros maestros para defender el aprendizaje tanto de las artes como las ciencias en la educación musical. “Los productos Apple cuentan con las herramientas para (enseñar) eso”, dice Kubis. “Están en GarageBand, vienen con iMovie… Ahora, más que nunca, los jóvenes se están sumergiendo en todo ello, lo cual es grandioso. Ya no puedes ser una persona con una sola habilidad en este mundo”. 
Kubis recuerda su primer año en la Academia de Artes Escénicas, cuando Knight le pidió diseccionar todas las voces de “Pet Sounds”, el complejo álbum de los Beach Boys, y que se las enseñara a sus compañeros.
“Tenía 13 estudiantes de tercero y cuarto año, incluida yo misma, y nos sentamos con una portátil durante cuatro horas al día, solo para tocar estas voces”, dice Kubi. “Yo tenía que grabar todas las pistas en mi iMac, en Logic Pro X y GarageBand, las grababa todas, luego las separaba y se las enseñaba a mis compañeros”.
Knight reconoce a Kubis por ser una de los pioneras con este formato de enseñanza, compartiendo archivos de audio con los alumnos para que ellos pudieran —literalmente— caminar en el campus con sus teléfonos pegados a los oídos y así escuchar las pistas musicales. No había música impresa, solo el iPhone. “Es mi vida. Todo lo que hago está en este teléfono”, dice Kubis.
Hoy, los alumnos de Kubis se apropian del escenario como si fueran presentadores experimentados. Cailey Collado se muestra agradecida por la confianza que Kubis le enseñó. Collado y otros siete alumnos organizaron una presentación a capella para abrir el concierto, un logro que ella asegura no habría sido posible hace cuatro años. “Nicole me hace sentir muy cómoda con las armonías ahora que puedo escribirlas por mí misma”, comenta Cailey. 
Olivia Ooms, una estudiante que cursa el tercer año de la Academia de las Artes Escénicas en la carrera de música popular de MMET, llegó como vocalista y guitarrista, y ahora está viajando a Nashville de ida y vuelta para grabar sus propias canciones como artista de música country. (Ella incluso abrió un concierto de Lady Antebellum con su banda: Olivia Ooms and The Resistors).
La hora en que cae el telón es a las 7:30 p.m. en el auditorio y la torre Bell del Distrito Escolar Huntington Beach Union High.
El espectáculo transcurre (casi) sin ninguna complicación, pero los alumnos llenan el auditorio de energía con sus canciones casi como si fueran profesionales. Tambores, trompetas y cantantes del coro se alinean en el escenario mientras los cantantes principales (todos con una pista) mueven a la audiencia con sus propias canciones y las favoritas contemporáneas de la talla de Jorja Smith y Leon Bridges. Detrás del escenario, un equipo de estudiantes prepara cada presentación con video en vivo y pregrabado, impulsado con iMac.
Sin miedo —esa es una manera de describir a los alumnos, que ahora van a enfrentar la vida después de la preparatoria.
“Yo no sé si es demasiado que los jóvenes necesiten prepararse para algo”, dice Addison Love, directora instrumental del programa MMET y miembro de la generación de 2014. “El mundo es el que debe prepararse para estos jóvenes”.
Contactos de prensa
Adriana Huerta,Apple,[email protected],+1-305-421-0527
Apple Media Helpline,[email protected],(408) 974-2042


via Apple news.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras