Ingleses preparan su Silicon Valley

BBC Mundo
El gobierno británico está apostando fuertemente por el desarrollo de lo que llaman "Ciudades Tecnológicas": conglomerados de empresas del sector que tienen como fin desarrollar una industria que muchos auguran tendrá un rol vital en la economía del país.


No obstante, a diferencia de Silicon Valley en Estados Unidos, en este país su desarrollo no se está dando de forma centralizada.

Y en diversos puntos del Reino Unido ya existen diversas ciudades tecnológicas de mayor y menor éxito.

Uno de los más ambiciosos, es el recientemente inaugurado Silicon Roundabout, en el corazón de Londres.

Este cuenta entre sus promotores al mismísimo Google, así como muchas otras empresas de internet que esperan convertir a la capital británica en un nuevo centro clave de emprendimientos en la red.

"El Silicon Valley" londinense

"Este es un lugar fantástico y creo que aquí va a tener lugar mucha magia", dice Eze Vidra de Google en la cafetería del Google Campus, un nuevo espacio que la empresa habilitó en el recinto para fomentar el intercambio entre emprendedores.

El café, explica Vidra, es para momentos de "iluminación": encuentros al azar que podrían llevar a ideas innovadoras de negocio.

"Vamos a añadir algunos muebles de yoga y la gente podrá simplemente sentarse aquí y dedicarse a programar, así como mantener una tranquila videoconferencia", dice mientras mira hacia un espacio pintado de negro situado junto a la cantina.

Google Campus es una contribución de la firma al llamado Silicon Roundabout, una conglomerado de empresas de tecnología erigido en una rotonda de Old Street, en el este de la capital británica.

"Hasta ahora no disponíamos de este espacio de encuentro centralizado donde todos los emprendedores pudieran conocerse, contactar con inversores, asistir a eventos, participar en hackathons (encuentros de programadores para el desarrollo colaborativo de software)", explica Vidra.

La lógica del Campus es la lógica del Silicon Rondabout: que las empresas de tecnología puedan beneficiarse al estar cerca de otros negocios similares.

El gobierno británico se ha mostrado entusiasta y ha incentivado el crecimiento de esta Ciudad Tecnológica, extendiéndola hacia el recientemente construido Parque Olímpico.

Y este nuevo centro es sólo uno de los tantos que las autoridades británicas están desarrollando por todo el país.

Eric Van der Kleij, jefe ejecutivo del gobierno de Reino Unido para el desarrollo de inversiones en ciudades tecnológicas, le dijo a la BBC que el poder de este tipo de centros es lo que llama "colisiones".

"Debido a que hay tantos emprendedores e inversores concentrados en un área, te encuentras con estas colisiones accidentales que generan tanto innovación como nuevas oportunidades", explicó.

La Ciudad Tecnológica

El gobierno británico considera a la tecnología un sector industrial con gran potencial de crecimiento.

En febrero, una filtración reveló el contenido de una carta enviada por el secretario de negocios, Vince Cable, al Primer Ministro, comentando que la "tecnología debe impulsar la actividad económica del futuro", y añadía que las "industrias creativas digitales tenían un potencial enorme".

¿Pero tiene sentido incentivar el crecimiento de estos conglomerados de compañías de internet cuando la red en si misma tiende a romper cualquier barrera geográfica".

"El conglomerado es muy importante porque es bastante difícil como humanos, incluso con las mejores herramientas tecnológicas, lograr una comunicación cara a cara creíble", afirma Van der Kleij.

Él confía en que atrayendo a emprendedores experimentados , a nuevas empresas e inversores, estos techhubs podrían incrementar el volumen de negocio.

"Así que esto es lo que la Ciudad Tecnológica y los conglomerados proporcionan", añadió.

Silicon Fen y Silicon Glen

En otra parte de Reino Unido una compañía logró un éxito de negocio que muchos quieren imitar.

ARM Holdings está ubicado en Cambridge, en un área conocida como Silicon Fen, y se dedica a diseñar microprocesadores ampliamente usados en tabletas y teléfonos inteligentes.

"Si tienes un celular inteligente o una tableta hay un 100% de probabilidades de que tengan chips diseñados por ARM", dice su jefe ejecutivo Warren East.

Pero no todos los proyectos de este tipo han sido cuentos de hadas, también se han dado fracasos.

Es el caso de Silicon Glen, un área donde se encuentra la antigua planta de producción de Motorola en Kilbride, en Escocia.

En este vasto complejo industrial el único rastro de vida procede del ruido de los generadores de energía que utilizan algunos trabajadores en su interior abandonado. El estacionamiento, ahora cercado, es un mudo testimonio de los miles de trabajadores que solían acudir al lugar.

Pero en unas oficinas situadas junto al complejo todavía funciona la empresa Freescale, que emplea a 180 personas en el diseño de sistemas de automoción de alta tecnología.

"Hemos tenido a muchísimos emprendedores y compañías de diseño, pero la fabricación se mudó por un tema de costos", explicó Andy Birnie, de Freescale.

Pero Birnie, igual que Google, cree que tiene sentido crear este tipo de conglomerados.

"Es difícil innovar por teléfono, es difícil innovar por teleconferencia, así que es bueno tener a gente con habilidades complementarias en un mismo área.

Emerald Valley

En el norte de Irlanda nos encontramos con Emerald Valley, un conglomerado tecnológico que a diferencia de los otros apuesta por los pequeños negocios.

Sin subvenciones directas del Estado lo que intentan es generar un centro tecnológico que emplee a unas 30.000 personas.

"No vamos a construir al próximo Google", dice Nicola Bates, cofundadora del proyecto.

"Tenemos que incentivar las cosas que estamos hacienda bien, los nichos pequeños, los productos de calidad".

Sus oficinas se sitúan en un edificio victoriano en una calle salpicada de negocios, muy distinta al Google Campus de Londres, pero con el mismo objetivo.

Bates cree que las oportunidades en la industria digital están al alcance de cualquier ciudad con una buena conexión a internet.

"Una vez tienes acceso a internet accedes al mundo".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras