Alarma por el regreso de la fiebre amarilla a Europa

DW-World.de: Deutsche Welle


Para propagar la fiebre amarilla además del clima adecuado, los mosquitos necesitan portadores del virus.

Para propagar la fiebre amarilla además del clima adecuado, los mosquitos necesitan portadores del virus.

Con el hallazgo de una colonia de mosquitos en Holanda se prenden las alarmas del regreso de la fiebre amarilla a Europa. Experto alemán, sin embargo, sugiere investigar el caso y no caer en pánico.

Una colonia del mosquito Aedes aegypti que transmite la fiebre amarilla fue encontrada esta semana en Holanda en un cargamento de neumáticos a bordo de un barco procedente de Florida, Estados Unidos. Este hallazgo publicado por Science, revista estadounidense especializada en temas de investigación científica, supone el regreso de este tipo de mosquitos a Europa. "Los tipos Aedes aegypti y Aedes albopictus (también conocido como mosquito tigre) fueron transportados por barco por todo el mundo. Éste es un camino muy común para los mosquitos, y esto es sabido desde hace 25 años", dice el profesor Christian Meyer, especialista en genética y medicina tropical del Instituto Bernhard Nocht para Medicina Tropical de Hamburgo, a DEUTSCHE WELLE. Los mosquitos incuban preferiblemente en el agua condensada que se produce o almacena en los neumáticos.

Pero aparte de la fiebre amarilla, este mosquito también transmite otras enfermedades; como dengue y chikungunya (un virus que afecta las articulaciones). "Estas tres patologías infecciosas pueden ser muy graves", dice Meyer. Sin embargo no hay que alarmarse ni generar pánico entre la población europea, porque; entre otras razones; "para que se eleve el potencial de transmisión tiene que haber condiciones estables de reproducción. Depende de qué tan frío sea el próximo invierno". Pero también deben darse otras condiciones, en este caso humanas, para que se puedan propagar dichos virus.

Portadores humanos

La mayor cantidad de casos de fiebre amarilla en Suramérica se registra en Brasil.
La mayor cantidad de casos de fiebre amarilla en Suramérica se registra en Brasil.

Según el profesor Meyer, el virus más peligroso entre los tres nombrados es la fiebre amarilla. "El último caso en Alemania fue detectado en los años 90. Un hombre importó el virus de Ghana". El especialista también aclara que las personas con este tipo de enfermedades son puestos en cuarentena y permanecen aislados mientras se curan en las clínicas.


Por ello, una de las condiciones más importantes para que se propague de nuevo la fiebre amarilla en Europa es que haya "personas susceptibles a estas enfermedades y que sean portadores del virus". El experto tampoco descarta la posibilidad de que teóricamente éstas pueden propagar otro tipo de enfermedades parecidas.

Fiebre amarilla no existe en Asia, pero sí en África y Suramérica. Anualmente se producen cerca de 200.000 casos en el mundo, la mayoría en África. En América del Sur la tasa más alta de infección se registra actualmente en Brasil. En cuando al dengue, hay más casos de este virus en el sudeste asiático. El virus chikungunya proviene de Asia.

Europa: susceptible a la propagación del virus


Meyer recuerda especialmente el caso de la propagación del virus chikungunya en el norte de Italia en 2007, cuando más de de 200 personas enfermaron del virus que es transmitido por el mosquito tigre. "Un hombre volvió de India donde al parecer fue infectado por este virus, y de pronto una cantidad de personas se enfermaron. Aunque no es mortal, sí es desagradable. Esto nos demostró qué tipo de mosquito se había propagado en esa región, y segundo, que ese mosquito tiene el potencial de transmitir en Europa este tipo de enfermedad", dijo a DEUTSCHE WELLE el especialista en genética y medicina tropical del Instituto Bernhard Nocht.


Las enfermedades tropicales son prioridad para los científicos en Alemania.


Unos meses después de este incidente se identificó en el sur de Alemania un nido de este tipo de mosquito. En Baden-Wurtemberg se encontró luego rastros de otro virus, también transmitido por mosquitos, el virus Sindbis, que produce en los seres humanos dolor de articulaciones, erupción cutánea y malestar general.

"Esto demuestra una vez más que es necesario que haya más investigación. Necesitamos saber cuáles insectos (también garrapatas y otros) tienen el potencial en Europa de transmitir este tipo de enfermedades tropicales. Es un tema muy importante en la agenda de la medicina tropical en Alemania", dice Meyer.

Urge más investigación

"En el momento no disponemos de los suficientes recursos para investigar este tema, pero ya los solicitamos, porque es necesario investigar más a fondo cuáles de los insectos que transmiten enfermedades tropicales encontraron el camino a Europa, en este caso el norte de Europa, y qué enfermedades pueden ser transmitidas", dice el profesor del Instituto Bernhard Nocht.

Meyer dice que no hay que caer en pánico. "En casos de fiebre amarilla es obligatorio vacunarse contra este virus si se viaja a regiones tropicales. Contra algunas de estas enfermedades ya hay vacunas, pero no contra todos los virus". Ésta es otra de las necesidades de investigación: desarrollar nuevas vacunas contra más virus. "Lamentablemente todavía no hay vacunas contra el dengue y el virus chikungunya", indica Meyer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras