Legislación antitabaco va dando resultados positivos

En el año posterior a la introducción de la prohibición de fumar en Inglaterra, que comenzó en julio de 2007, se registraron 1.200 menos ingresos por infarto en hospitales, revela un estudio.

Fumador

Muchos países han introducido legislación que prohíbe fumar en lugares públicos.

La investigación, publicada en British Medical Journal (Revista Médica Británica), encontró que esa reducción de 2,4% en los internamientos ha significado un ahorro de más de US$11,5 millones para el Servicio Nacional de Salud.

Según los expertos, estas cifras reflejan tendencias similares en otros países, como Estados Unidos, Canadá, Italia y Escocia, donde se han llevado a cabo estudios similares sobre el impacto de la prohibición de fumar.

En Escocia, las cifras muestran que los ingresos por infarto en hospitales se redujeron 17% en el año posterior a la introducción de la medida.

Impacto a corto plazo

Los investigadores de la Universidad Bath analizaron los registros de ingresos en los hospitales ingleses entre 2002 y 2009.

Los científicos tomaron en cuenta las variaciones que podrían tener un impacto en los infartos, como las temperaturas estacionales y las tasas de influenza y factores como el tamaño de las poblaciones.

El estudio -el mayor que se ha llevado a cabo hasta ahora sobre el impacto de las leyes antitabaco en el mundo- se centró en una población de 49 millones de personas.

Se encontró que en los 12 meses después de julio de 2007 -cuando el aire en los bares, restaurantes y oficinas quedó libre de humo de tabaco- se evitaron 1.200 infartos.

Instamos al gobierno a que tome más medidas para extender la legislación antitabaco actual y actúe para prevenir la continua exposición de los niños al humo de segunda mano en los hogares

Prof. John Britten

La teoría de los investigadores es que un aire libre de tabaco tiene un impacto positivo a corto plazo en el corazón.

Se sabe que la exposición al humo de tabaco en una persona que no fuma tiene el mismo efecto en el corazón que el de un fumador moderado y esa exposición puede provocar problemas coronarios agudos.

Es decir, los resultados demuestran que además de que el humo de tabaco tiene efectos a largo plazo en el corazón, los cuales son bien conocidos, también tiene efectos a corto plazo que se hacen rápidamente aparentes.

Según los expertos, la exposición a incluso una cantidad pequeña de humo en la atmósfera puede tener efectos inmediatos en la sangre, provocando que se haga más espesa (como resultado de un aumento en el número de plaquetas) que puede conducir a la formación de coágulos, oclusión de las arterias e infarto.

Esos cambios en las arterias, dicen los científicos, pueden verse a los 30 minutos de que el organismo ha sido expuesto al humo de tabaco.

Hasta ahora sin embargo, los estudios de los efectos de la prohibición de fumar habían mostrado resultados no concluyentes.

En Estados Unidos, por ejemplo, se ha informado de una disminución de 40% en el número de ingresos a hospitales por infarto. Pero otros estudios, como uno en Nueva Zelanda, no encontraron una reducción general.

Pequeño pero importante

Aunque los investigadores en Bath no encontraron una disminución en los internamientos realmente grande (2,4%) los expertos afirman que el número es importante.

"Dado el gran número de infartos que ocurren en este país cada año, incluso una reducción relativamente pequeña tiene beneficios importantes para la salud pública" afirma la doctora Anna Gilmore, directora del Grupo de Investigación de Control de Tabaco del Departamento de Salud del Reino Unido, quien dirigió el estudio.

El número de admisiones de emergencia por infartos ha estado disminuyendo durante varios años, incluso antes de la legislación. Así que lo que estamos viendo es parte de una tendencia que no tiene dada que ver con la prohibición de fumar

Simon Clark

Los investigadores, sin embargo, no pueden afirmar categóricamente que esta reducción en el número de infartos se deba a la disminución en la exposición al humo de segunda mano.

Quizás, dicen, podría deberse a que hoy la gente fuma menos que antes, y no necesariamente debido a la legislación antitabaco.

Los científicos de la Universidad de Bath planean ahora seguir investigando este vínculo.

Mientras tanto, quienes apoyan la legislación en Inglaterra reciben positivamente este estudio.

Tal como expresa el profesor John Britton, del Colegio Real de Médicos del Reino Unido, estos resultados "demuestran una vez más la importancia de evitar la exposición al humo de tabaco de segunda mano".

"Instamos al gobierno a que tome más medidas para extender la legislación antitabaco actual y actúe para prevenir la continua exposición de los niños al humo de segunda mano en los hogares".

Quienes se oponen a la legislación, sin embargo, afirman que el estudio debe tomarse con cautela.

"El número de admisiones de emergencia por infartos ha estado disminuyendo durante varios años, incluso antes de la legislación", dice Simon Clark, director de la organización británica pro tabaco Forest.

"Así que lo que estamos viendo es parte de una tendencia que no tiene dada que ver con la prohibición de fumar", agrega.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras