Científicos japoneses celebran exitoso despliegue de una vela solar en el espacio

BBC Mundo

Vela solar japonesa

Esta es una vista de la membrana enviada desde la nave Ícaro.

Científicos japoneses han celebrado el exitoso despliegue de una vela solar en el espacio.

La membrana de 200 m2 está adosada a una pequeña nave espacial en forma de disco, llamada Ícaro, que fue puesta en órbita el mes pasado, mediante un cohete H-IIA.

Con esta vela quieren demostrar el principio de utilización de la energía solar como medio de propulsión simple y eficiente.

La técnica ha sido promocionada, durante largo tiempo, como una forma de impulsar naves por el sistema solar sin utilizar combustibles químicos.

El equipo de la misión estará vigilando si la membrana produce una aceleración medible, y de qué manera sus sistemas pueden impulsar una nave a través del espacio.

La Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa dijo en un comunicado que sus científicos e ingenieros comenzaron a desplegar la vela solar el 3 de junio.

El 10 de junio, dijo la Agencia, se recibió confirmación de que la membrana se había expandido como estaba previsto. Incluso, agregó, algunas células solares, delgadas como una película, habían comenzado a producir energía.

El despliegue tuvo lugar a siete millones de kilómetros de la Tierra.

Aplicaciones en el espacio

El principio de la vela solar es muy simple. Los fotones, o partículas de luz, que caen sobre una superficie ultradelgada (de 7.5 micrones) de alta reflectividad, ejercen una determinada presión.

Transbordador espacial.

Las naves espaciales convencionales deben utilizar demasiado combustible de tipo químico.

La presión es mínima, pero continua y, después de un tiempo, debería producir una aceleración considerable.

Las velas solares jamás reemplazarán los sistemas de propulsión convencionales como los propulsores de tipo químico, pero tienen el potencial para jugar un rol mucho mayor en ciertos tipos de misiones espaciales.

Louis Friedman, de la Sociedad Planetaria, una agrupación británica que incentiva los viajes espaciales, es un entusiasta de esta tecnología.

El "LightSail-1" de la Sociedad, una misión mucho más pequeña que "Ícaro", podría ser lanzada a fines de año. Friedman le dijo a la BBC que el potencial que buscan "es la nave espacial ultraliviana y rápida, que no utiliza combustible".

"Las metas intermedias son la utilización de esta tecnología para 'flotar' en el espacio interplanetario, en determinados puntos, para darle seguimiento, digamos, al sol o a los polos geomagnéticos de la Tierra. Y, luego, volar entre planetas sin utilizar combustible", señaló Friedman.

Es el futuro del viaje interestelar; es la meta a largo plazo.
Louis Friedman, de la "Sociedad Planetaria".

Ya algunos satélites en órbita geoestacionaria sobre la tierra utilizan aletas al extremo de sus paneles solares para captar la presión de la luz solar y así mantener su altitud correcta.

Esto produce un ahorro de combustible considerable y los operadores encuentran que esta estrategia puede extender la longevidad de algunas misiones por muchos meses.

Los científicos japoneses esperan poder mantener control sobre esta enorme membrana en rotación.

Si la vela desarrolla inestabilidad, podría comenzar a doblarse y plegarse, arruinando así el experimento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras