El nuevo 'Bluetooth' es 10 veces más rápido que el mejor de los wifis

Este año deberían aparecer smartphones, tabletas y PC capaces de enviar y recibir datos inalámbricos 10 veces más rápidos que una conexión wifi. Además de servir para transferir vídeos y otros archivos grandes velozmente, podría hacer desaparecer los cables que se usan para enganchar los ordenadores a pantallas o proyectores.

La tecnología inalámbrica que lo permitirá se conoce como 60 gigahercios, por la frecuencia de radio que usa y también como WiGig. Los grandes de la computación, entre ellos Apple, Microsoft y Sony colaboran discretamente en el nuevo estándar desde hace años y ya hay un puñado de productos con WiGig disponibles. Pero esta tecnología recibirá un gran empujón este año cuando varias empresas saquen al mercado productos con ella incorporada.

WiGig transmite los datos mucho más rápido que el wifi porque su señal de radio de mayor frecuencia se puede usar para codificar más información. La velocidad máxima de un canal inalámbrico usando el protocolo actual de 60 gigahercios es de siete gigabits por segundo (en condiciones perfectas). Comparemos eso con los 433 megabits por segundo posibles vía un único canal usando el protocolo wifi más avanzado actual, que transmite a 5 megahercios. Y la mayoría de las redes wifi usan tecnología menos avanzada que opera aún más despacio.

Qualcomm, uno de los principales fabricantes de procesadores móviles y chips inalámbricos ha invertido mucho en WiGig. En la Feria Internacional de la Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés), celebrada en Las Vegas (EEUU) la semana pasada, la empresa presentó un router inalámbrico para usar en casa o en la oficina con esta tecnología incorporada. Ese dispositivo saldrá a la venta para finales de 2015.

Qualcomm también ha diseñado el último procesador móvil de su gama de procesadores Snapdragon para que sea compatible con WiGig. Entre los "diseños de referencia" que Qualcomm presenta a sus clientes, se incluyen chips inalámbricos de 60 gigahercios y se espera que los primeros dispositivos fabricados usando el procesador Snapdragon 810 salgan a la venta para mediados de 2015. En CES Qualcomm presentó tabletas construidas con ese procesador que usaban WiGig para transmitir vídeo.

El director de gestión de producto de Qualcomm, Mark Grodzinsky, afirma que la tecnología WiGig debería ser mucho más fiable que el wifi. Además de reducir los atascos al proporcionar un nuevo espectro de ondas para usar, WiGig sufre menos interferencias porque es direccional. Mientras que los dispositivos wifi lanzan su señal en todas las direcciones, los WiGig usan una serie de decenas de diminutas antenas para apuntar un haz hacia el dispositivo con el que se están conectando.

"No ensucias el aire que te rodea", afirma Grodzinsky. "Podrías tener varios en un mismo cuarto y no interferirían unos con otros".

Quienes se dedican a la tecnología WiGig predicen que la demanda de vídeo de alta definición hará que la tecnología se convierta en algo imprescindible. Ahora mismo, los últimos modelos de smartphone graban vídeo a una resolución extremadamente alta. Grodzinsky afirma que WiGig empezará a aparecer en los aparatos de televisión, facilitando el streaming de contenido de dispositivos móviles a televisiones de alta definición o para subirlo a internet. Qualcomm calcula que su tecnología WiGig permitirá la trasferencia de una película HD completa en apenas tres minutos.

Sin embargo, las señales de 60 gigahercios tienen algunas desventajas respecto al wifi. Paredes, techos y suelos las bloquean (aunque se pueden recoger después de rebotar sobre edificios). Esto significa que, en términos generales, sólo se pueden usar entre dispositivos que estén en el mismo cuarto.

Aparte de Qualcomm, Intel prepara su propia tecnología WiGig y la empresa anunció en su conferencia anual de desarrolladores el verano pasado que habría chips WiGig en portátiles en 2015. En demostraciones hechas entonces y en CES este mes, Intel mostró un portátil usando WiGig para conectarse con pantallas y otros dispositivos periféricos.

Samsung también tiene intención de lanzar productos con WiGig este año. La empresa anunció a finales de 2014 que había desarrollado su propia aplicación, y que esperaba sacarla a la venta en 2015. La tecnología aparecerá en los productos móviles, de salud y electrodomésticos inteligentes de la empresa.

Esta tecnología podría acabar sirviendo para ampliar la capacidad de las redes móviles. El año pasado, investigadores dirigidos por Heather Zheng en la Universidad de California en Santa Bárbara (EEUU), demostraron que la frecuencia puede proporcionar enlaces de alta velocidad a distancias de 100 metros o más en el exterior. "Creo que hay un potencial verdadero en determinadas circunstancias, por ejemplo un cruce con mucho tráfico un centro comercial", afirma el profesor de la Universidad de California (EEUU) Ben Zhao que ha trabajado en el proyecto.

Zhao predice que la tecnología de 60 gigahercios encontrará otros usos según se vaya abaratando. Él y Zheng han trabajado con Google para probarla como forma de sustituir algunos cables dentro de los grandes centros de datos. Además hallaron que un dispositivo de 60 gigahercios puede usar su haz como una señal de radar para detectar la posición y el tamaño de objetos cercanos.

Y la tecnología también acabará siendo más rápida. "Dentro del próximo par de años sin duda tendremos velocidades de decenas de gigabits por segundo", afirma Grodzinsky de Qualcomm, y concluye: "De hecho, creo que acabaremos con más de 100".

Fuente: [technologyreview.es]

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras