martes, 9 de diciembre de 2014

El reto constante de Google por identicar si el usuario es robot o humano


Los Captcha, esas combinaciones de números y letras deformados, a menudo ilegibles, creados para evitar que programas informáticos llenen la red de perfiles falsos, son una de esas grandes fuentes de frustración en internet.

Y curiosamente no son tan eficaces a la hora de cumplir el objetivo para el que fueron creados: distinguir a un humano de un robot. Según una encuesta de 2012, más del 90% de los humanos encuentra las pruebas de los Captcha difíciles.

Por el contrario, según Google, las computadores han ido progresando y ahora resuelven el 99,8% de los mismos.

Por eso el gigante tecnológico acaba de lanzar una nueva manera de verificar que el usuario es realmente humano.

Se trata del No Captcha ReCaptcha, en funcionamiento desde el pasado jueves.

Curiosamente, lo único que este nuevo sistema aparentemente hace es pedirte que hagas una marca en la cajita que dice "No soy un robot".

Pero el No Captcha Recaptcha puede averiguar muchas cosas en ese proceso.

¿Cómo sabe?


La marca en sí es lo menos importante. Lo que hace el sistema es analizar tu comportamiento al hacer clic en la cajita.

Por ejemplo, se fija en los movimientos imprecisos que hace el ratón antes y después de hacer la marca y en el tiempo que le toma al usuario resolver esa prueba o el tiempo que se pasa en la página web.

A parecer, es muy difícil que una computadora replique estas cualidades humanas.

"La complicación del brazo y la manos humanas y la manera en como manejan el ratón hace que la predicción sea difícil", le dijo a la BBC Tom Cheesewright, fundador de la consultora tecnológica Book of the Future.

Si aún después de hacer clic Google tiene dudas sobre si eres humano o no, te ofrecerá un segundo nivel de verificación más elaborado.

Segunda prueba

Los usuarios verán entonces una imagen y tendrán que escoger cual de otras nueve imágenes en pantalla se parece más.

Esta segunda prueba también será frecuente cuando accedas a internet desde un dispositivo móvil como un celular o tableta, ya que el test con el ratón no es eficaz en esos casos.

Al parecer, seleccionar una imagen afín a otra es una tarea sencilla para el ser humano pero compleja para una máquina.

Según Google, estas nuevas pruebas, además de menos frustrantes, harán más segura la filtración automática entre personas y algoritmos.

Dos pájaros de un tiro

Con la prueba de imagen del No Captcha Recaptcha Google continúa también con la recolección masiva de datos.

"El uso de máquinas para identificar objetos similares en fotos complejas sigue siendo un desafío no superado para la ciencia computacional", dijo Peter Price, director de PPM Production, que se especializa en la creación de programas de televisión sobre tecnología.

Así que a la vez que los usuarios confiman que son seres humanos, le ayudan a Google, lo quieran o no, a refinar su servicio de búsqueda de imágenes.

El nuevo sistema de verificación ya ha sido adoptado por sitios conocidos, como Snapchat y Wordpress, y puede ser bajado gratuitamente por los administradores de páginas web.

Otros sitios podrán no actualizar el sistema, a pesar de que Google cree que el nuevo método es más seguro y menos frustrante que descifrar letras y números.

En todo caso el nuevo No Captcha Recaptcha marca un cambio interesante sobre el futuro hacia el que nos dirigimos como usuarios de internet: dice mucho el hecho de que la identificación pasiva de nuestro comportamiento sea más eficaz que una prueba activa.

¿Cuánta información sobre quiénes y cómo somos dejamos escapar sin hacer nada?

Fuente: [Andina]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias