jueves, 30 de octubre de 2014

Los teléfonos chinos de Xiaomi intentan destronar a Samsung y Apple

Los tiempos cambian y también las preferencias de los usuarios de teléfonos móviles en el mercado más grande del mundo, China.

La marca Xiaomi es poco conocida fuera de las fronteras del gigante asiático pero desde agosto es el fabricante de telefonía móvil que más vende en China, por delante de la surcoreana Samsung.

Y ahora, dos informes diferentes, uno de Strategic Analytic y otro de IDC, acaban de confirmar que Xiaomi es el tercer fabricante de celulares del mundo, por detrás de Samsung y Apple. Le siguen igualados en cuarta posición Lenovo y LG.

La llegada a la tercera posición mundial es todo un logro para una compañía de crecimiento extremadamente rápido, que apenas tiene cuatro años de historia y que lanzó al mercado su primer teléfono inteligente en 2011.

Pero, ¿cual es el secreto del éxito de este recién llegado, desconocido en occidente? y ¿Funcionará su estrategia fuera de China?

Bajo costo pero gama alta

Su modelo de negocio consiste en producir teléfonos celulares que son de bajo costo pero con una alta gama de especificaciones.

Esta combinación hace que sus celulares puedan ser más atractivos para el bolsillo de los consumidores que los de las rivales Samsung o Apple.

"Jugadores como Xiaomi han tenido repercusiones haciendo teléfonos premium con especificaciones bastante buenas que no son de calidad pésima, con los que consigues una calidad de insignia en algunos casos por unos US$200 o $300, y eso para mucha gente es suficientemente bueno, sobre todo en los mercados emergentes", le dijo a la BBC Melissa Chau, gestora senior de investigación de IDC para la región de Asia-Pacífico.

"Samsung continúa lidiando con la competencia de Apple en la gama alta del mercado de teléfonos celulares, con Xiaomi y Huawei en los niveles intermedios y de otras compañías al nivel más bajo", dijo Chau.

Según IDC el lanzamiento en agosto del teléfono insignia de Xiaomi, el MI4, que salió a competir con el Galaxy S5 de Samsung y con el iPhone de Apple, fue una de las claves del éxito en las cifras de este tercer trimestre del año, en el que Xiaomi obtuvo el 6% del mercado en China.

Los modelos de celular de Xiaomi funcionan con el sistema operativo Android y son muy populares en China.

Creciendo en Asia

Pero Xiaomi todavía no es una marca global.

Hasta ahora se centró en China y otros mercados adyacentes en el sur de Asia, como Singapur, pero está buscando ampliar su mercado internacional.

Recientemente Xiaomi entró en India, el segundo mercado del mundo en telefonía móvil.

Allí, Xiaomi vende sus celulares exclusivamente a través de la página de comercio electrónico Flipkart.

Pero Xiaomi enfrentó algunos problemas en India en torno a la privacidad, después de que el gobierno alertara a su personal militar de que no usara teléfonos de la compañía china por temores a que guardara información.

La estrategia fuera de Asia

Si bien Xiaomi está obteniendo buenos resultados en varios países asiáticos, no está claro cómo podrá replicar la fórmula del éxito en otros mercados donde la competitividad de Samsung y Apple es más fuerte.

Pero Xiaomi está haciendo esfuerzos para apelar al consumidor occidental, por ejemplo empleando a ejecutivos clave de Google, incluido el brasileño Hugo Barra, que ahora es vicepresidente de la compañía china. Hace unos meses la BBC habló con él sobre su estrategia internacional.

"Yo creo que lo que es único de Xiaomi es que nos adaptamos muy rápido, y así lo hemos hecho durante los últimos cuatro años desde que nació la compañía: hemos cambiado la manera como construimos las cosas, cómo nos comunicamos con los usuarios, etc.", dijo Barra.

"Yo creo que sí podemos adaptarnos a los nuevos mercados, por nuestra propia naturaleza", enfatizó.

Xiaomi anunció planes de expansión en más de 12 mercados de rápido crecimiento, entre los que se incluye Malasia, Indonesia, Thailand, Rusia, Turquía, Brasil y México.

Fuente: [BBC Mundo]


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias