Nuevo motor de búsqueda para encontrar funciones de las apps

Érase una vez la web, un vasto universo de información y servicios entrelazados mediante hipervínculos, pero fáciles de explorar usando motores de búsqueda. Entonces aparecieron los smartphones. Ahora la gente pasa cada vez menos tiempo en la web y más en las aplicaciones móviles, paquetes prácticos pero aislados que no están abiertos ni a los vínculos, ni a ningún motor de búsqueda.

Ahora una empresa llamada Quixey dedica sus 150 empleados y 74 millones de dólares de inversión (unos 54 millones de euros) para cambiar eso. En una antigua tienda de electrodomésticos justo al otro extremo de la ciudad donde se sitúa la gigantesca sede de Google en Mountain View, California (EEUU), Quixley está construyendo un motor de búsqueda capaz de buscar dentro de las aplicaciones para encontrar lo que necesitas.

El objetivo de Quixley es añadir una función de búsqueda a tu teléfono capaz de aceptar preguntas como "los mejores restaurantes tailandeses de San Francisco" o "un taxi a casa" y producir una lista de resultados que te lleven, con un único toque, a la pantalla o función relevantes dentro de una aplicación.

Un prototipo al que ha tenido acceso MIT Technology Review y que está previsto que se presente este mismo año, se centra en buscar sitios para comer y beber. Cuando se le pide que encuentre un tipo de cocina en concreto, presenta los locales cercanos mejor valorados sacando la información de aplicaciones en las que la gente ha subido sus críticas, como Yelp y Urbanspoon. También ofrece enlaces con la aplicación OpenTable para hacer reservas y comprobar la disponibilidad de mesas. Además, Quixley puede ofrecer resultados de aplicaciones que no están instaladas en un dispositivo. Con tocar el resultado de una de estas, la aplicación se instala y se abre por la pantalla que ofrece la información relevante en cada caso.

"La forma en la que la gente interactúa con las aplicaciones de terceros instaladas en sus teléfonos es inadecuada", afirma el cofundador y director tecnológico de la empresa, Liron Shapira. No tiene sentido que alguien bucee en un guirigay de iconos para encontrar la aplicación que necesitan y tener que memorizar cómo navegar en cada una de ellas, explica. "Una barra de búsqueda es la mejor forma de usar aplicaciones de terceros, y la intención de Quixey es colocar esa barra de búsqueda en cada dispositivo". Este sistema debería poder ofrecer mayor funcionalidad que un ayudante activado por la voz como Siri de Apple o Cortana de Microsoft, sostiene.

Quixey, que se fundó en 2009, antes trabajaba en tecnología de búsqueda capaz de encontrar aplicaciones de la misma forma en que lo hacen las tiendas de apps, y la vendía bajo licencia a operadores móviles y otras empresas. Ahora la empresa se centrará principalmente en usar su tecnología de búsqueda más avanzada para establecerse como una marca proveedora de búsqueda móvil.

Los motores de búsqueda web funcionan gracias a un software para visitar páginas web y crear un índice de la información que tienen y los enlaces entre ellas. El índice de Quixey se construye de otra forma. Combina información sobre las aplicaciones recogida en las tiendas de aplicaciones y sitios de críticas gracias a datos de una función conocida como enlaces profundos que muchos desarrolladores han empezado a añadir recientemente a sus aplicaciones. Los enlaces profundos son una especie de hipervínculo que señala a un lugar o función específicos dentro de una aplicación móvil. Un enlace profundo en una página web móvil o en un correo electrónico, por ejemplo, podrían llevarte a un producto específico en una aplicación de compras o a una canción en una aplicación de música.

Gran parte del interés por los enlaces profundos viene dado porque pueden aumentar la eficacia de los anuncios en los dispositivos móviles (ver "La era móvil necesita sus propios hipervínculos"). Facebook, Google y Twitter animan e incluso exigen a los desarrolladores de aplicaciones que usan sus servicios de anuncios, a que equipen sus aplicaciones con enlaces profundos.

Pero el esfuerzo de Quixey es un ejemplo de cómo los enlaces profundos deberían tener efectos más significativos más allá de la publicidad, explica el director de kbs+ Ventures, Taylor Davidson, la rama de inversión de la agencia de publicidad del mismo nombre. "En un primer momento el uso podría ser la publicidad, pero el impacto a largo plazo y las ganancias en funcionalidad tienen mucha más importancia", afirma.

Sin embargo, ahora mismo los enlaces profundos están lejos de ser lo habitual, lo que significa que Quixey no puede ofrecer un enlace a todas las aplicaciones y funciones que alguien podría querer encontrar a través de la búsqueda. "Confiamos en que eso cambie porque no somos los únicos que lo pedimos", afirma Shapira. Su empresa ha lanzado herramientas para ayudar a los desarrolladores a incorporar enlaces profundos en sus aplicaciones.

Los directores de Quixey reconocen que están intentando entrar en el terreno de una empresa de búsqueda más conocida que se sitúa al otro lado de la autovía 101 que recorre Silicon Valley. Competir con Google en búsqueda es algo que muy pocas start-up o siquiera grandes empresas han conseguido hacer.

Pero Shapira defiende que la política seguida por Google respecto a las búsquedas móviles deja una oportunidad abierta a su empresa, dado que Google suele dirigir a la gente a sus propios servicios como a las críticas de negocios subidas a Google Maps, o a un vídeo de YouTube, algo que ha ayudado a Quixey a atraer la atención de desarrolladores de aplicaciones y a iniciar conversaciones con operadores inalámbricos para instalar la tecnología de la empresa en sus aparatos, afirma Shapira.

Fuente: [technologyreview.es]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras