Internet vía satélite para todo el mundo

Cada día es más fácil conectarse a Internet. Pero todavía existen muchos lugares apartados que no tienen cobertura. Para quienes viven allí, la solución puede estar orbitando en el espacio, en los satélites.

 En la Feria Internacional de Aeronáutica ILA, en Berlín (del 20 al 25 de mayo de 2014), no sólo se mostraron las novedades del mundo de la aeronáutica. También la tecnología espacial tiene un lugar en la muestra. Y hay avances que ya están al alcance, para facilitarnos la vida diaria, como el acceso satelital a Internet.

Los expertos alaban la facilidad con la que cualquiera puede conectarse a la red utilizando un modem satelital y una antena parabólica común, de las que sirven para captar señales de televisión. No es mucho más lo que se requiere para poder prescindir de cables o de las redes tradicionales móviles.

Equipos portátiles

Además, hay equipos portátiles que pueden instalarse en el techo de un automóvil común y son de fácil manejo, como lo demostró la ILA Patrick Lewis, de la empresa Telespazio-VEGA. La conexión es bastante rápida y la capacidad de transferencia de datos no deja que desear: 20 Mbits para descargar datos y 6 Mbits para subirlos.

Según Lewis, una persona que suele usar una línea DSL no notaría gran diferencia al navegar. Afirma que el ancho de banda es suficiente para las aplicaciones que utiliza la mayoría de la gente e “incluso la recepción de películas en HD es buena”.

Únicamente puede haber algunos tropiezos con determinadas aplicaciones software cuando dos computadores están estrechamente interconectados a través de internet. Por ejemplo, si alguien opera desde Alemania un computador instalado en Estados Unidos, se pueden producir desfases. Ocurre que la señal no puede llegar de un computador a otro a una velocidad mayor que la de la luz. Y el largo camino de desvío a través del satélite se vuelve perceptible en forma de pequeñas pausas. Pero el problema se puede superar con un software adaptado para el caso.

A prueba de catástrofes

Los equipos satelitales móviles pueden ser una buena solución para quienes viajen a lugares apartados. Y también en casos de catástrofe pueden prestar valiosos servicios. Por ejemplo, cuando se produce un terremoto o una inundación y colapsan las redes convencionales, una conexión a Internet vía satélite resulta de gran ayuda.

“Cuando usted llega a una zona de catástrofe, necesita rápidamente imágenes captadas desde el espacio, en las que se vea cuáles son las dimensiones reales del desastre. Y éstas se pueden obtener con mucha rapidez mediante una antena satelital. Es algo que no se puede lograr con ningún otro medio”, indica el físico Karl-Heinz Walker.

En altamar

También en altamar, los buques están hoy conectados a Internet. Pero los sistemas son un poco diferentes al instalado sobre un automóvil que se mostró en la ILA. “allí hay antenas altamente especializadas, instaladas de forma tal que puedan compensar los movimientos del barco”, explica Walker.

Los modernos buques de contenedores utilizan Internet sobre todo para acceder a la cartografía marítima actualizada o para recibir informaciones de logística. Pero también los marinos quieren estar al día y leer noticias, igual que la mayoría de la gente que se encuentra en sitios sin cobertura tradicional. Para todas esas personas, la conexión a Internet vía satélite promete ser una buena opción.

Fuente: [dw.de]

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras