Las cintas fílmicas de los cines pasarán la historia con el nuevo formato digital

Las productoras y distribuidoras del mercado hollywodense en poco tiempo más no utilizarían más copias de 35mm, como tampoco los equipos tradicionales. La empresa que dio el primer paso fue Paramount Pictures que ahora realizará la totalidad de sus productos de forma digital.

La productora Paramount Pictures con sede en Los Ángeles ya abandonó el que ahora será un antiguo formato, las conocidas cintas fílmicas que acapararon la industria cinematográfica durante más de un siglo en todo el mundo. Tanto 20th Century Fox, como Disney harán lo propio, según lo que vienen anunciando a sus socios desde el año 2011.

El cambio es progresivo, aún para la compañía californiana que se presenta ahora como la pionera en tomar la decisión. En primera medida, tocó atravesar el prejuicio de abandonar un material tan noble que por tantos años documentó la historia del cine mundial. Más tarde, productores y directores fueron quienes se mostraron reticentes al cambio. Pero finalmente, los costos que se reducen y la diferencia de calidad, terminaron por convencer y empezar con el recambio de maquinarias.

Desde hace unos años, al menos en Estados Unidos, se están modificando las partes fundamentales de la estructura cinematográfica de manera de que la era de producción y distribución digital se pueda llevar a cabo. En aquel país existen 40 mil salas de las cuales sólo 3 mil siguen transmitiendo en 35mm. La realidad dice que el cambio es necesario para abaratar costos. La cinta convencional tiene un costo de 2 mil dólares, mientras que las copias digitales sólo insumen 100 dólares en referencia.

Para Jan-Christopher Horak, director del Archivo de Cine y Televisión de la Universidad de California, el cambio es tan dramático como nostálgico, dice que “por 120 años, el film y 35mm fueron el formato elegido para las presentaciones. Ahora estamos viendo el fin de eso. Estoy shockeado por lo que sucede”.

Lo cierto es que Paramount ya dejó atrás ese dilema cuando retiró por completo el celuloide y decidió que el film “El lobo de Wall Street”, de Martin Scorsese sea la primera producción que la empresa realizara completamente en modo digital y distribuida al mundo en ese soporte.

Las latas, proyectores y salas de cine con este formato están enfrentando un final inminente. Aunque por el momento los anuncios solo vienen desde las oficinas de Los Ángeles, y aunque se sabe que existen cada vez más productoras en el resto del mundo, ya todas comenzarán a hacerse eco del cambio. Según un diario local de Argentina, en nuestro país el recambio se viene dando de forma sostenida.

Fuente: [Dattatec]

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras