miércoles, 22 de enero de 2014

Desarrollan sistema operativo de código abierto en China

El país oriental puso en funcionamiento el China Operating System basado en Linux para contrarrestar el avance de las grandes empresas extranjeras.

El Instituto de Software de la Academia China de las Ciencias y Shangar Lisantong, una desarrolladora local, crearon el China Operating System (COS), un sistema operativo estatal de código abierto, basado en Linux, capaz de competir con iOS, Windows y Android.

Con este producto, el gobierno del país asiático se propone desterrar el monopolio extranjero y responder a los problemas con los que se encontraban los usuarios locales frente a los demás servicios, principalmente la interpretación del idioma. El sistema operativo funcionará con el idioma oriundo, tanto de forma escrita como en la modalidad de comandos de voz, cosa que hasta el momento Android o iOS no podían lograr por la complejidad del mismo.

Funcionará tanto en computadoras de escritorio, como en teléfonos inteligentes, tabletas y decodificadores de televisión, además de algunos dispositivos inteligentes. Si bien, desde la página del COS aseguran que es de código abierto, lo cierto es que tendrá algunas restricciones, por ejemplo, las aplicaciones sólo se podrán descargar de una tienda local.

Probablemente esta medida tomada por el gobierno Chino busca garantizar la seguridad de sus usuarios y controlar el flujo de datos. Aunque los diarios de China hacen eco de la intensión de ponerle un freno al monopolio extranjero, también se habla de que pretenden contrarrestar el avance del espionaje informático. En este sentido, la industria de este país que siempre criticó los sistemas operativos de código abierto por la poca seguridad que ofrecen, ahora confirman que con el Operating System basado en Linux no se corre ningún riesgo de espionaje.

Por otra parte, este sistema estatal brinda un alto rendimiento en sus aplicaciones nativas, además de ofrecer compatibilidad con las apps diseñadas en HTML 5 o en Java. Por las mejoras que presenta, este proyecto parece tener mejor futuro que el que ya había presentado el gobierno Chino en el año 2009 donde pretendieron instalar el Ophone sin éxito. En esta ocasión, se valdrán del escándalo de la NSA para impulsar el sistema operativo, según lo indica el sitio ReadWrite.com.

Fuente: [Dattatec]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias