Google admite haber recopilado información de redes WiFi

BBC Mundo

Automóvil de Google

Los automóviles que la compañía utiliza para hacer fotografías recopilaron información de redes WiFi.

Google admitió que durante los tres últimos años ha recopilado "por error" información que usuarios particulares de internet han enviado a través de redes inalámbricas WiFi que no estaban protegidas.

El asunto se hizo público después de que las autoridades alemanas pidieran a Google que les permitieran auditar los datos que recogen los automóviles que la compañía utiliza para hacer fotografías para sus servicios de mapas.

Google aseguró que durante una revisión descubrió que "estuvo recopilando por error" información enviada a través de redes inalámbricas abiertas.

Este reconocimiento por parte de la compañía podría aumentar la preocupación sobre posibles violaciones de la privacidad.

La información recolectada por Google puede incluir partes de un correo electrónico, de textos o fotografías, o incluso la página de internet que el usuario estaba consultando.

En un blog oficial de la compañía, los responsables de Google aseguraron que tan pronto como tuvieron conocimiento del problema impidieron que sus automóviles recogieran información de las redes WiFi y segregaron los datos recopilados en su red.

Ahora han pedido a una tercera parte que revise el software que causó el problema y examine de manera precisa qué datos han sido recolectados.

"No hemos estado a la altura"

"Mantener la confianza de la gente es esencial en todo lo que hacemos, y en este caso no hemos estado a la altura", escribió Alan Eustace, vicepresidente de ingeniería e investigación de Google.

Este incidente nos muestra cuán accesible son las redes WiFi no protegidas por password en la actualidad

Alan Eustace, vicepresidente de ingeniería e investigación de Google

"El equipo de ingeniería de Google trabaja duro para ganarse su confianza, y estamos muy al tanto de que aquí hemos fallado", aseguró Eustace.

Google dijo que el problema se remonta a 2006, cuando "un ingeniero que trabajaba en un proyecto experimental WiFi, escribió un código que tomó muestras de todas las categorías de información públicamente transmitida sobre una red WiFi".

Según la compañía, ese código fue incluido en el software que utilizan los automóviles Street View y se "trata simplemente de un error".

"Este incidente nos muestra cuán accesible son las redes WiFi no protegidas por contraseña en la actualidad", aseguraron desde Google.

Dan Kaminsky, de la firma de seguridad informática Ioactive, dijo que no cree que Google lo hiciera a propósito.

"Esa información se estaba filtrando al exterior y ellos la recogieron. Si vas a trasmitir tu correo electrónico en una red abierta no te sorprendas si alguien la recopila", señaló Kaminsky.

Según le dijo a la BBC John Simpson, de la asociación de consumidores del Reino Unido, "el problema es que (Google) tiene un montón de ingenieros que van hasta el límite y recogen toda la información posible y no piensan en las ramificaciones de ello".

Entradas populares de este blog

Tatuaje produce energía con sudor de la persona

Crean juego 3D sin video

Pequeños robots que trabajan junstos para formar figuras